Política
Esperanza Aguirre (PP) con lágrimas en los ojos. PD
Tras la ovación la dirigente ha felicitado a Cifuentes, nueva presidenta

Triunfar después de 'morir'. En este caso, políticamente, porque aunque sigue peleando con denuedo en el Ayuntamiento de Madrid, ya no volverá a ser nunca la jefa indiscutible de los populares madrileños.

Esperanza Aguirre ha recibido este viernes 17 de marzo de 2017 el homenaje atronador, masivo, vibrante y sincero de los 2.400 compromisarios que participan en el 16º Congreso del PP de Madrid.

No estaba preparado, pero cuando la expresidenta de la formación ha subido a la tribuna para presentar el informe de gestión del grupo parlamentario popular en el Ayuntamiento de Madrid que ella encabeza, el auditorio se ha venido abajo.

Los populares, puestos en pie, han dedicado una ovación de varios minutos a Aguirre que ha emocionado, y mucho, a la exlideresa. De hecho ha tenido que interrumpir su discurso con la voz rota y los ojos empañados en lágrimas.

Pasadas las 16 horas, Aguirre tenía que intervenir en el XVI Congreso regional del PP de Madrid, donde la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, va a ser elegida presidenta de la formación, y lo hacía para dar cuenta de la actividad del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de la capital, que preside y en el que es portavoz.

Cuando iba a comenzar a hablar, los cerca de 2.500 asistentes han empezado a aplaudir, y muchos de ellos se han puesto en pie para continuar con un prolongado aplauso que han provocado las lágrimas en la expresidenta del PP de Madrid, que dimitió hace poco más de un año a raíz de las informaciones que apuntaban a una presunta financiación ilegal en el partido.

"Me vais a emocionar", ha comenzado diciendo, para tener finalmente que callarse porque las lágrimas le impedían articular palabra.

Pasado un minuto y medio, la dirigente ha podido continuar con su intervención y felicitar a Cristina Cifuentes por haber sido elegida para ser presidenta del PP de Madrid con tanta "mayoría" y por ser la primera con el proceso de 'Un militante, un voto'.