Política

El 1 de mayo de 2017, Día del Trabajo, Jordi Cruz incendió las redes sociales llegándose a convertir en trending topic por su defensa de que los becarios no cobren dinero por su trabajo en los restaurantes con estrella Michelin, como el del chef catalán. --Echenique, CCOO, UGT... El chef Jordi Cruz, enemigo número uno el Día del Trabajo--

La noticia, cargada de hipocresía y cinismo, la dio El Confidencial y se titulaba 'La miseria de ser becario de Adrià, Muñoz o Berasategui: 16 horas a palos y sin cobrar' y narraba las penurias de los becarios de los restaurantes más caros y famosos de España. Pero lo que desató la furia de los chavistas fue su segunda parte, cuando algunos como Jordi Cruz defendieron el trabajar con becarios gratis.

"Me molesta que se hable del trabajo del ‘stagier' como algo negativo, como si fuera un abuso o una mala práctica", afirma Jordi Cruz, chef del restaurante Àbac (una estrella Michelin) y jurado en el popular concurso 'Masterchef'. "Yo nunca he hecho un ‘stage' y me da mucha envidia cuando veo que alguien viene de estar en la cocina de Martín Berasategui, por ejemplo. Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. Imagínate cuánto dinero te costaría eso en un máster en otro sector", argumenta Cruz.

El mismo digital que se queja de que los jóvenes solo quieren ser funcionarios y no emprendedores también se queja cuando voluntariamente deciden apostar por aprender con los mejores sin cobrar.

Jordi Cruz les respondió en Twitter y a partir de ahí empezó su calvario:

A los podemitas como Alberto Garzón no les faltó tiempo para cargar contra el cocinero.

Lo que no esperaban los amigos de Maduro es la andanada de zascas que les iba a caer en Twitter por hipócritas: