Política

Dado que el poder de convocatoria de Podemos, parece cada vez menor, a tenor de la participación de tan sólo el 18% de su censo en el último Congreso del partido, o el 23 de abril cuando Irene Montero y Ramón Espinar participaron en un acto del tramabús en el kilómetro cero madrileño y encontraron una plaza semivacía, el podemismo ha iniciado una ofensiva por tierra, mar y aire para evitar el desastre, según recogen los compañeros de ESdiario. Sus miembros están empapelando Madrid -incluso los vehículos particulares- con carteles convocando a la manifestación; abordan a los ciudadanos por las calles, a la salida del Metro o de los mercados; y sus dirigentes se han repartido los distritos para azuzar al vecindario.

Este miércoles 17 de mayo de 2017, por la tarde a Juan Carlos Monedero le tocó arengar a los morados en el distrito centro, junto a la diputada Ione Belarra. El diputado Manuel Monereo estuvo en Orcasitas. En Fuenlabrada los militantes de Podemos tomaron el mercadillo. En la plaza de Manuel Becerra de la capital organizaron una bicicletada.  Y los refuerzos empiezan a llegar también desde fuera. Podemos ha dado orden a sus delegaciones territoriales para que desplacen a Madrid a toda la gente que puedan. Ya sea en autobús o en vehículos particulares.