Política

Podemos no gana para disgustos con el autodenominado 'vagabundo okupa', el iracundo rumano Lagarder Danciu, -antaño uno de sus más sonados apoyos- quien por lo visto aún sigue afectado por la sarta de tortas que le dieron el 20 de noviembre de 2016 por irrumpir en la Plaza de Oriente con un cartel de "Franco Asesino".

Aprovechando que todavía no ha sido expulsado de España pese a tener abierto un proceso en su contra, el experto 'montador de cirios' en actos políticos para denunciar la situación de las personas sin hogar, se ha colado este lunes 4 de septiembre de 2017 en un acto de Podemos en la localidad madrileña de Móstoles, y le han dado pasaporte para estampar bien a las claras cómo se las gasta la formación morada con las críticas.

Tras llamar "fascista" a la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, Lagarder Danciu, ha hecho honor a su fama en el acto de clausura de la tercera universidad de verano organizada por el partido en el centro cultu illa, gritando con un megáfono en mano, lo que ha provocado la reacción inmediata de algunos asistentes, que han intentado expulsarle.

"¡Quiero hablar fanáticos!, ¿dónde está la libertad de expresión?", ha clamado el activista de origen rumano cuando ha sido arrinconado por militantes de Podemos para evitar que se acercara a la mesa donde se encontraba Montero y Ramón Espinar, el portavoz de Unidos Podemos en el Senado.

"¡Sois la casta, los anarquistas os van a vencer!"

Durante el forcejeo, Danciu ha reprochado a Montero que no haya hablado en el Congreso de los Diputados de las "5.000 personas sin techo" y mientras seguía zafándose de las personas que intentaban expulsarle, ha recrudecido el tono. "¡Sois la casta, los anarquistas os van a vencer, fascistas es lo que sois!", ha gritado en el momento de mayor tensión. En ese instante, el grupo de personas que lo rodeaban han logrado sacarle de la sala, que ha sido cerrada a cal y canto.

"Ha venido a montar el pollo, y hay que seguir con normalidad", ha dicho Espinar tras el altercado, que ha reivindicado el activismo antifascista de la militancia de Podemos. "Como para que venga nadie a llamarnos fascistas", ha sentenciado provocando el aplauso de los asistentes.

No es la primera vez que Lagarder Danciu intenta sabotear un acto de Podemos. El mayo de 2016 irrumpió en un acto con varios dirigentes del partido, incluido su secretario general, Pablo Iglesias, en el barrio madrileño de Vallecas, y allí también fue expulsado por los responsables de seguridad del evento.