Política
Catalina Rodríguez TW

La Fiscalía Anticorrupción está tras sus pasos, y el asunto huele muy mal. Es Catalina Rodríguez, la alcaldesa de Podemos en San Fernando de Henares (Madrid), de quien se sospecha que oculta facturas por valor de 60 millones de euros, relacionadas con las obras de remodelación de la Plaza de España del municipio.

Según da cuenta 'Ok Diario', el proyecto se inició en 2008 impulsado por la empresa mixta Plaza de España, S.L., tras alcanzar un acuerdo el consistorio (49% de participación) y los propietarios de las viviendas de dicha plaza que iba a ser remodelada (51% de participación). Se solicitaron 7 créditos por valor de 57 millones de euros a una entidad bancaria y se alcanzó un acuerdo con la constructora Ortiz por una cantidad cercana a los 30 millones para efectuarlas.

Sin embargo, el Ayuntamiento habría destinado parte del presupuesto "para llevar a cabo otros proyectos de la localidad como un museo o para sanear a la Empresa Municipal del Suelo de San Fernando de Henares". Actualmente, las obras se han finalizado en su gran mayoría, pero los inmuebles no han sido entregados a sus propietarios. El conflicto ya se inició con el anterior alcalde del municipio de IU, Ángel Moreno.

Se acusa a la regidora del partido de Pablo Iglesias de "no abonar 60 millones en facturas a los proveedores" y responsables de la remodelación de la plaza, así como de "no recepcionar en el Ayuntamiento las viviendas remodeladas en connivencia con la constructora Ortiz", ocultando a los vecinos además las sentencias que le obligan a efectuar la citada recepción de los inmuebles. Entre las sentencias no ejecutadas por la alcaldesa, se encontraría el fallo del Juzgado de lo Mercantil nº 8 de Madrid del año 2015.

"La no contestación a ninguna cuestión planteada sobre Plaza de España, con absoluto mutismo a las cuestiones que se plantean en los plenos y comisiones de cuentas, colaborando presuntamente en un delito de ocultación de los hechos reales, falta a la verdad y alteración de los datos contables de la concursada" afirma la denuncia.

"La no presentación por parte del Ayuntamiento en las demandas judiciales por reclamación de la deuda", añade el escrito presentado en Anticorrupción, "incurre en un claro fraude procesal".


La denuncia también hace referencia al ‘fondo buitre' que buscó la alcaldesa podemita para comprar las viviendas remodeladas por 17 millones de euros, a pesar de que éstas han sido tasadas en unos 140 millones, casi 10 veces más.