Política
Gabriel Rufián. Agencias

Gabriel Rufián ha quedado retratado, que diría el insigne Josep Pedrerol cada vez que pilla a un directivo, a un deportista o a uno de sus tertulianos en un renuncio.

El de ERC, que tiene los dedos más rápidos a este lado del Oeste para tuitear como si no hubiera un mañana, también tiene la misma habilidad para intentar hacer desaparecer aquellos mensajes que pudieran suponerle un problema.

Pero claro, no siempre sale bien la jugada y en este caso a Rufián le han pillado con el carrito del helado o, mejor dicho, con la captura de pantalla.

Y es que el lenguaraz diputado nacional de ERC dijo que si el 2 de octubre de 2017 Cataluña no era independiente, él se afiliaría a Ciudadanos. Poco después borró el tuit, pero alguien le hizo la foto y ahora circula a toda mecha por las redes sociales.