Política
Besos entre Andrea Levy y Pablo Iglesias.

A Pablo Iglesias lo pillaron unos peligrosos españolistas en la estación de Sants en Barcelona y tuvo que huir como rata en alcantarilla. Hay que reconocer que lo encajó con altura:

Pero lo que nos llama la atención del vídeo es su cariñoso beso con Andrea Levy.

Beso con ojitos y manito incluidas, y la mirada cómplice de Levy, como diciendo 'ya ves, me toca quedarme con estos'... O 'no eres el único que se tiene que comer marrones...'

Ella que suspira por los pelilargos de Podemos. Pintaba para promesa pero la joven vicesecretaria popular ha demostrado ser un bluff. Tiene más complejos que un congreso de psicoanalistas.

Cuando le preguntaron por los abucheos a Iglesias la dirigente del PP se desmarcó como de la peste: "No lo vi porque me fui". El problema no es que no los vea sino que los defienda.