Política

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han pactado la reforma constitucional. El Congreso abrirá una vía para buscar una salida dialogada en Cataluña que contempla la reforma de la Carta Magna en el futuro--Rajoy se mofa de Puigdemont: le pregunta qué ha declarado y le amenaza con el 155--.

En la conversación mantenida la noche del martes en el Palacio de La Moncloa entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se acordó poner en marcha de forma inmediata la comisión para analizar el modelo territorial de España, que concluiría con una reforma constitucional--Carlos Herrera advierte a Rajoy de que ni se le ocurra traicionar al millón de personas que abarrotaron Barcelona--.

El presidente de gobierno y el líder del PSOE han acordado los detalles de la puesta en marcha de esa comisión, que ha enfurecido a Podemos. A cambio, el socialista respalda al gobierno si acaba activando el artículo 155 en caso de que Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, acabe aclarando qué es lo que declaró este 10 de octubre de 2017--La mayoría silenciosa clama por la unidad de España mientras Rajoy insiste en dialogar con los golpistas--.

El acuerdo entre los dos principales partidos ha enfurecido a Podemos. La portavoz Irene Montero ha calificado la aplicación del artículo 155 como "Triple Alianza" en referencia a PP, PSOE y Ciudadanos.

Creíamos que había algo que las primarias socialistas habían terminado que es la triple alianza", ha dicho Montero. "Apoyar al Gobierno en la aplicación del 155 es justo lo contrario a apostar por el diálogo y la mediación que es más necesario que nunca", ha insistido.

Para resolver la crisis en Cataluña es necesario que haya un referéndum pactado y con garantías en el que sean los catalanes y catalanas los que hablan. Ha regresado el PSOE de Susana Díaz que ha apoyado la mano dura que siempre ha defendido el Gobierno y C's.

Esto nos deja enormemente tristes y preocupados. Nosotros seguiremos trabajando por el diálogo, por el entendimiento, por la fraternidad, por el respeto a los pueblos de este país

A pesar de ello, y por contra, muchos temen que esto sea otra nueva concesión a los independentistas catalanes.

La comisión permanente fue propuesta Sánchez se constituirá durante el mes de octubre y tendrá carácter permanente, es decir, sin plazo fijo para finalizar sus trabajos, aunque el PSOE prevé que durará, al menos, cuatro meses.

La reforma de la Constitución tendría que ser sometida a un referéndum que llegaría no antes del año 2019.

Carlos Cuesta publicó el pasado 9 de octubre de 2017 en 'OKDIARIO' que la estrategia de Rajoy pasaba una oferta a Carles Puigdemont que incluía una reforma constitucional extremadamente favorable a Cataluña