Política
Puigdemont y Junqueras Agencias

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, no está por la labor de que al presidente, Carles Puigdemont, le entren las dudas y medite volver a la senda del dialogo con el gobierno de España--El éxodo empresarial de Cataluña no parará aunque Puigdemont se la envaine--.

Aprovechando un tuit del ultra y fanático Ernest Maragall, hermano del que fuera presidente socialista de la Generalitat, en el que decía a Puigdemont y a Junqueras que "era hora de asumir el riesgo de la libertad", el de ERC le contestaba: "totalmente de acuerdo"--El preso con más morro de la historia está en la Cataluña 'independentista'--.

Con actitudes como las de Junqueras o Maragall, más la ya consabida de los zaparrastrosos de la CUP, se da por hecho que Puigdemont y el resto del Govern no echarán el freno de mano a su locura independentista y que a Rajoy y sus aliados constitucionalistas no les quedará más remedo que acabar aplicando el artículo 155 de la Constitución--La cruda profecía de Herrera que desvela los más tenebrosos augurios sobre Cataluña--.

El descomunal golpe de De Prada a todos "los inútiles que rodean a Rajoy"