Política

Su retórica batasuna no conoce fronteras, y es en tierras lejanas, -allá donde germinó Podemos y afines regiones-, donde se explaya sin cortapisas y dice realmente lo que piensa, vendiendo con voz de cordero su feroz discurso marxista. (La tremebunda imagen que deja a Pablo Iglesias en fuera de juego y como un mentiroso redomado).

El líder de Podemos, con medallas de por medio que agradece con nada contenida emoción, se ha lucido en Bolivia, donde este jueves 9 de noviembre de 2017 se despachó a gusto con su odiada España, durante una conferencia en La Paz para conmemorar los cien años de la Revolución rusa. (El viaje de novios bolivariano de Iglesias y Montero en pleno divorcio podemita).

Un día después, y previa genuflexión ante su adorado Evo Morales, hizo lo propio en una charla compartida con el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, sobre "Cambio Político y Revolución", que fue pronunciada en la Universidad Mayor de San Simón de la ciudad de Cochabamba. Su admiración por la política de ese país es demoledora, y debería poner sobre aviso a muchos incautos.

El vídeo oculto de Pablo Iglesias donde confiesa que España le da asco

"España nunca ha sido uninacional, no lo ha sido porque históricamente no se configuró como una nación con una sola cultura, una sola lengua, una sola legalidad. En España ha existido la foralidad desde siempre",

dijo sin vergüenza dando toda una 'lección de historia'.

Aseguró ante su extasiado audiencia que existen partidos políticos que ven a España como "una sola nación, que se identifica con su rey" y que "el problema político fundamental" es que una parte de los ciudadanos, que pertenecen a una comunidad y se sienten nación en Cataluña, "quieren irse de España".

Al frente de ellos, agregó, existen partidos políticos que ven a España como "una sola nación, que se identifica con su rey" y que rechazan hablar con quienes quieren dejar el país. Al contrario de esa visión, subrayó que desde el siglo XIX en España ha emergido la pluracionalidad y el 40 % de los ciudadanos, además del castellano, hablan otra lengua nacional.

"En España se puede decir que existe una nación vasca, una nación gallega, una nación catalana, una nación española",

sostuvo. El líder de Podemos consideró que tampoco es uninacional Cataluña, ni el País Vasco, ni Galicia, y que "hay españoles en Galicia, hay españoles catalanes, España también está en Cataluña, está en el País Vasco".

Además, otras regiones españolas como Andalucía no reivindican su estatus de nación, pero si lo hacen "como pueblo", añadió.

"Todo eso es una fuente de problemas políticos permanentes, diferentes competencias administrativas, sistemas fiscales paralelos, sistemas de derechos civiles distintos".