Política
Anna Gabriel (CUP). CP

Por algo dirige con mano de hierro a los grupos independentistas y anticapitalistas bajo el paraguas de la CUP, y mojándose la camiseta como nadie. Es la jefa de la infantería y de las fuerzas de choque en la calle y en las asociaciones, y desde luego no iba a quedarse sin su sueldo VIP a la primera de cambio. Faltaría más. Ya tiene trabajo para después del 21-D. Y a dedo, para más señas. (El drama de Anna Gabriel: busca un trabajo bien remunerado tras cepillársela la CUP).

La imposición de su candidato, Carlos Riera, tiene moneda de cambio exigencia de Endevant: su contratación como 'superasesora' de los diputados del grupo, con un sueldo que rondará los 50.000 euros al año, más extras, y que puede quedar exento del "impuesto al partido", lo que devolverá su figura al Parlament, eso sí, fuera de focos y del escaño. (La desatada Anna Gabriel podría acabar pronto entre rejas por bocazas y liosa).

De ello informa 'EsDiario', quien da cuenta además de que el Parlament de Cataluña, aún con la intervención del Estado y la aplicación del 155, es el parlamento regional que más dinero gasta para asignárselo a los partidos. (Anna Gabriel monta un pollo de colores en la CUP cabreada por perder escaño y sueldo VIP).

De esta forma, sólo el Estado subvencionó el pasado año 2016 con 15,8 millones, 117.318 euros por diputado, frente a los 26.609 euros de la Cámara Baja. En total, el Presupuesto del Parlament catalán supera los 51 millones de euros al año y de ello, además de los diputados, se benefician también los altísimos sueldos y privilegios de sus asesores.