Política

El Ayuntamiento de Barcelona ha colgado este jueves 28 de diciembre de 2017 un lazo amarillo en su fachada para reclamar la libertad de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y en apoyo a sus amigos y familiares.

En una nota, el ayuntamiento informa de que con este gesto "quiere expresar su rechazo a la decisión de mantener en prisión preventiva a cargos electos y representantes de dos de las entidades más importantes del país que siempre han actuado de manera pacífica".

Desde que Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart fueron encarcelados, el Ayuntamiento de Barcelona "ha exigido su puesta en libertad en múltiples ocasiones", ha recordado el consistorio.

El pasado 17 de octubre los grupos Barcelona en Común, Grup Municipal Demòcrata, ERC, CUP y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy acordaron llevar a cabo acciones de protesta por los encarcelamientos, como la suspensión de la actividad institucional los días 17 y 18 de octubre.

Otras de las acciones que se llevaron a cabo fue el 2 de noviembre, cuando se desplegó una pancarta en la fachada del ayuntamiento reclamando su libertad y que la Junta Electoral ordenó retirar con motivo de la pasada campaña electoral

El mismo día 2 de noviembre, la alcaldesa, Ada Colau, pronunció una declaración institucional para reclamar la inmediata liberación de los presos, y el 3 de noviembre el ayuntamiento convocó un pleno extraordinario donde también se pronunció una declaración institucional para pedir la libertad de los encarcelados.

Tras conocerse la iniciativa, el presidente del grupo popular, Alberto Fernández, ha reclamado a Colau que "retire el lazo amarillo" porque "debería ser la alcaldesa de todos los barceloneses y no solo de los independentistas".
"Con este gesto confirma que sigue la estela de los estelados y es la cooperadora necesaria del independentismo en Barcelona", ha añadido Fernández.