Política

Mano de palos al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, por su discurso institucional del 31 de diciembre de 2017.

En un momento determinado, el dirigente socialista se refirió, en su alocución para los extremeños, a la violencia de género.

Y una frase, particularmente desafortunada, ha enervado los ánimos en las redes sociales.

Las mujeres no mueren, a las mujeres las matan, a las mujeres las matamos los hombres por haber nacido mujeres.

Y claro, todo hombre que jamás ha puesto una mano sobre ninguna mujer se sintió víctima de una generalización demasiado frívola del socialista, por lo que las críticas no tardaron en llegar.

De hecho el tuit que incluía el extracto de esta intervención acumulaba ya más de mil comentarios, en su mayoría reproches:

Vara vuelve así a encabezar una polémica desde el discurso de fin de año como presidente de su comunidad.

El socialista ya estuvo en la picota como furibundo antisanchista durante el proceso de primarias del PSOE, en las que se alineó descaradamente con la perdedora Susana Díaz.

Tras la victoria de su rival, Vara mudó rápidamente la piel en un proceso inaudito e incluso llegó a olvidar los duros ataques que perpetró contra el actual secretario general de su partido.

Todo con tal de seguir en el candelero y no tener que pasar por el amargo trago de dimitir como dirigente destacado que apoyó a la presidenta de Andalucía.