Política
Inés Arrimadas (CS), vencedora de las elecciones autonómicas en Cataluña. EF
El sector afín a Íñigo Errejón y Carolina Bescansa, y algunos dirigentes territoriales son partidarios de facilitar la Presidencia del Parlament a Ciudadanos

En Ciudadanos han comenzado a mover sabiamente sus peones sobre el rocambolesco ajedrez político, y han dejado ya prácticamente en jaque mate a los malos perdedores de Podemos. La primera fase de la 'Operación Arrimadas' llama a la puerta de la nueva política catalana surgida de las urnas del 21-D, y va a obligar a la formación del debilitado Iglesias a adoptar sin remedio una decisión crucial. (La jugada maestra de Arrimadas que deja a Puigdemont con el culo al aire).

El 17 de enero es el día. El hombre, José María Espejo-Saavedra, exvicepresidente de la Mesa del Parlament y presidenciable de Ciudadanos para la nueva legislatura.

Según da cuenta 'EsDiario', todo se dirige a una posible mayoría constitucionalista para la elección de los miembros de la Mesa que regirá la Cámara catalana los próximos cuatro años. Ciudadanos, PSC y PP -con la obligada complicidad de los Comunes- podrían llevar a la Presidencia al primer presidente no nacionalista del Parlament. Solo hace falta la ausencia de cinco parlamentarios independentistas.

Y esas cuentas dan ya que a esa sesión constituyente van a faltar seguro cinco diputados -Puigdemont y sus cuatro exconsellers fugados en Bélgica- y podría ser que otros tres más, Oriol Junqueras, Joaquín Forn y Jordi Sánchez, encarcelados en la prisión de Estremera. El futuro del exvicepresidente lo va a resolver este mismo jueves 4 de diciembre de 2018 el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena.

La propia Inés Arrimadas ha asegurado este miércoles que

"lo más urgente es lograr la Presidencia del Parlament para su formación o impedir que los independentistas revaliden su mayoría en la Mesa de la Cámara catalana. Todo lo que hemos visto en la legislatura pasada ha sido posible porque la presidenta del Parlament no era la presidenta del Parlament, sino la presidenta de la ANC y la delegada de Puigdemont".

Y, por ello, Arrimadas propone un pacto entre los grupos no independentistas, también con CatECP de Colau, Iglesias y Domenech, para impedir que JuntsxCat y ERC sumen cuatro de los siete miembros de la Mesa "para que no se repitan las barbaridades de la legislatura pasada"

Y la decisión de Podemos está ya sometida a debate entre los principales dirigentes del partido. El sector afín a Íñigo Errejón y Carolina Bescansa, y algunos dirigentes territoriales son partidarios de facilitar la Presidencia del Parlament a Ciudadanos. Entre estos dirigentes figura la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez.

Arrimadas: "Aquellos que nos insultan hacen más ruido que quienes nos apoyan"