Política
Beatriz Sánchez Fanjul diciendo a las claras lo que el actual PP vasco no se atreve. PD

Se llama Beatriz Sánchez Fanjul y pasa por ser una de tantas militantes que hay en las Nuevas Generaciones del Partido Popular. Seguramente, para Génova 13 será un número más de afiliada que paga su cuota y poco más.

Sin embargo, desde hace unas fechas, concretamente desde los primeros días de febrero de 2018, Beatriz ha conseguido poner en jaque a los responsables del PP vasco por su memorable intervención en un acto en memoria de Gregorio Ordóñez, el político del PP acribillado por ETA en 1995 y que se perfilaba como futuro alcalde de San Sebastián en mayo de ese mismo año.

Le preguntaban a la joven sobre las palabras que hoy expresaría Ordóñez y su respuesta no tiene desperdicio alguno:

Hoy políticos como Goyo no quedan, ninguno. Ni en el País Vasco ni en España. Políticos sin miedo a nada, sin complejos, con esa determinación, con ese mensaje, políticos de esa altura no quedan.

Recuerda que:

Yo era muy chiquitina, no sé si tendría seis años o una cosa así. Goyo era de los políticos de raza, políticos sentidos. Goyo no era políticamente correcto, levantaba muchas ampollas, era el típico político que te está metiendo el dedo en el ojo, que decía grandes verdades y que conseguía que la gente se sintiera identificada con él.

Critica la actual situación del PP en su ciudad:

Antes de matarle, iba a ser alcalde de San Sebastián. ¿Y cómo está San Sebastián ahora? ¿Cómo está el PP en San Sebastián? También hay que hacer un poco de autocrítica. Y no creo que todo se base en torno al discurso victimista de 'nos mataban, les votamos' porque era la única alternativa, porque éramos valientes o porque éramos un muro de contención. Igual era porque teníamos un mensaje claro, unas ideas claras y teníamos determinación y teníamos unos objetivos.

Y concluía:

Teníamos unos principios que muchas veces los hemos dejado de lado y yo creo que lo que Goyo nos diría es vuelve a tus inicios, vuelve a tus principios, vuelve a ser ser, convence, ilusiona e influye en la sociedad vasca.

La magistral intervención de esta joven, según cuenta Hermann Tertsch, no ha hecho ni pizca de gracia en el seno del PP vasco y ya se han encargado de recordarle los 'nuevos tiempos' en los que se mueven los populares: