Política
Mariano Rajoy y Cristobal Montoro (PP). EP

Es Mariano Rajoy en su salsa. La Moncloa ha empezado a ponerse la venda antes de la herida y ayer lanzó un mensaje de advertencia a sus supuestos socios presupuestarios, sobre todo Ciudadanos y el PNV: el bloqueo en la negociación de las cuentas públicas no se traducirá en ningún caso en un adelanto de las elecciones.

De hecho, los Presupuestos de 2017, que están prorrogados desde el pasado 1 de enero ante la imposibilidad que ha tenido el Gobierno para pactar los de 2018, podrían seguir vigentes incluso en 2019, si el acuerdo continúa sin producirse.

«Es perfectamente legal y posible».