Política

Gabriel Rufián no se cansa de dar la lata con el drama por el que están pasando los golpistas que están presos en Soto del Real (Jordi Sánchez y Jordi Cuixart) y los de Estremera (Joaquim Forn y Oriol Junqueras).

Pero este 14 de marzo de 2018 el de ERC se ha pasado en su dosis de lágrima fácil y en Twitter le han enmendado la plana.

El de ERC, sin cortartse un pelo, ha esgrimido el falaz argumento de los viajes que el bebé de Cuixart ha tenido que hacer a Madrid (como si fuese el solito en su taca-taca) para poder ver a su padre a través de un cristal en visitas de 40 minutos a lo largo de estos últimos cinco meses.

Y claro, le han dado hasta en el carné de identidad: