Política

Se ha puesto como una verdadera hidra. Gabriel Rufián, diputado de ERC, saltó como un mono amazónico el 6 de abril de 2018 al escuchar el editorial de Federico Jiménez Losantos en 'Es la Mañana de Federico' (esRadio) cargando contra el juez alemán que ha puesto en la calle al prófugo Carles Puigdemont.

El periodista turolense destacaba en su editorial que:

Hay que considerarlo como tal. Es un acto racista. Baviera no se puede separar de Alemania, pero de España lo puede hacer cualquiera. Hay un punto de racismo intolerante entre los países del norte y el sur de Europa, y que no se puede aceptar ser considerados ciudadanos de segunda.

El miserable juez alemán ofende a todos los españoles, se burla de nuestra Constitución y de nuestro orden jurídico. España nunca ha sufrido una humillación de este calibre durante, mínimo, los últimos 40 años.

Si este gobierno no fuera basura política y humana, hoy mismo convocaba elecciones y rechazaba nuestra pertinencia de la UE. El Gobierno no ha hecho nada para defender a España.

Alemania debe saber que en España no se le va a perdonar. El ratón al gato le puede hacer toda clase de fechorías. Toda clase de fechorías. En Baleares, todas. En Baleares hay como 200.000 alemanes de rehenes. En Baviera pueden empezar a estallar cervecerías. Ya pero usted qué propone, ¿una acción? Naturalmente. Nos han abofeteado, nos han dado una patada en los dídimos.

El de ERC, en su Twitter, trataba de relacionar las afirmaciones del editorial de Losantos con la cárcel que le impusieron a Valtonyc:

Y claro, acabó llevándose una somanta de palos maravillosa: