Política
José Luis Rodríguez Zapatero. EP

Le han refrescado la memoria a base bien, y el aluvión de reproches en las redes sociales empaña aún más su gestión. El Ebro es el escenario donde es arrojado ahora sin contemplaciones José Luis Rodríguez Zapatero, que se cargó el trasvase por contentar a sus amigos de CiU. (Las putadas del modoso Zapatero a los sufridos guardias civiles que lo escoltan).

Iba a costar más de 4.000 millones de euros. El PP de Aznar aprobó el plan en el año 2001 y en febrero de 2004 Aznar colocó la primera piedra en su extremo sur, en Almería. Pero ese mismo año Rodríguez Zapatero llegó a La Moncloa y el PSOE se apresuró a derogar dicho proyecto, que hasta entonces aparecía incluido en la ley del Plan Hidrológico Nacional.

En junio de 2004, cuatro meses después de que el PP hubiera colocado la primera piedra del trasvase del Ebro, el PSOE daba carpetazo al proyecto.

Mientras la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado que el Gobierno de España declarará "lo antes posible" como "zona de urgente actuación" las áreas ribereñas más afectadas por la última crecida extraordinaria del Ebro, en Twitter le dan lo suyo y más al socialista que ahora se hace el loco en Lanzarote, ajeno a que caudal da su paso por Zaragoza tuvo durante las últimas horas lun volumen de 1.946,72 metros cúbicos por segundo, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), mientras comunidades como la valenciana, Murcia y la parte de Andalucía sufren la escasez de agua: