Política
La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes. ES

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha renunciado a su máster de Derecho Público Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos en una carta enviada al rector, Javier Ramos, según anuncia la presidenta en su cuenta oficial de Twitter.--Eduardo Inda dinamita el aquelarre de Atresmedia contra Cifuentes sacando el listado de fraudes podemitas--

En la misiva, publicada en exclusiva por OKdiario, Cifuentes pide perdón "a cualquiera que haya podido sentirse agraviado" por aceptar "las facilidades" y las "condiciones flexibles" que le ofreció la Rey Juan Carlos y se autoexculpa de las anomalías denunciadas en las últimas semanas. "La obtención de dicho máster se ha visto afectada, al parecer, por diversas irregularidades administrativas, totalmente ajenas a mí", sostiene.--La versión de 'Lo Malo' para Cifuentes que lo peta en las redes--

En el documento, de cuatro páginas, Cifuentes pide disculpas y recuerda que cumplió con todo lo que le pidió la universidad y todo lo que exigía la ley. máster de la Universidad Rey Juan Carlos. Según la presidenta madrileña, que ha ligado su cargo a que Mariano Rajoy le pida expresamente su renuncia, sostiene en la misiva que nada de lo que ha hecho es ilegal y que, si ha habido irregularidades, han sido de tipo "administrativo" y cometidas por la universidad.--Una madrileña pilla a una irreconocible Cifuentes por la calle y le hace esta pregunta incómoda…--

Cifuentes subraya que renuncia al máster, obtenido en el curso 2011-2012, a pesar de que que está en posesión del "correspondiente título oficial así como de todos los certificados acreditativos del pago de tasas y de las calificaciones obtenidas en cada una de las distintas materias". Todos estos documentos están "debidamente sellados y compulsados por la Secretaría" de la instituciñon, agrega la líder del PP en Madrid.--'Más sectarismo': Bardají y Ferreras lanzan desde Atresmedia una brutal campaña contra Cifuentes para que dimita--

"Todos y cada uno de estos documentos están expedidos por las autoridades académicas competentes y los mismos acreditan dos cosas: en primer lugar, que yo no he cometido ninguna ilegalidad y en segundo lugar, que he cumplido los requisitos que la Universidad me puso para conseguir dicho título", argumenta Cifuentes.

La presidenta admite que "la obtención de dicho máster se ha visto afectada, al parecer, por diversas irregularidades administrativas, totalmente ajenas" a ella. En este punto, recuerda al rector que el acta del Trabajo Fin de Máster le fue "remitida directamente por la Secretaría del rector el 21 de marzo a las 17 horas y 36 minutos". Sin embargo, "un cuarto de hora después", Ramos dio "instrucciones para abrir una información reservada al existir dudas sobre su contenido".--Un 'belenazo' arruina la cacería de laSexta a Cifuentes y Cuatro remata a la niñera de Podemos--

"Una circunstancia, estimado rector, que no puede por menos que sorprender, puesto que dicha acta no había sido solicitada por nosotros. No obstante lo cual, procedimos a su distribución a los medios en base a que confiamos plenamente en que esta documentación era verdad, dada la fiabilidad que tenía para nosotros el remitente, que era tu propia Secretaría", dice Cifuentes, para añadir: "Desconozco por completo el origen y contenido tanto de este documento como del referido a las convalidaciones de asignaturas de varios alumnos, que también ha sido puesto en tela de juicio.

"Puesto que yo siempre he cumplido la legalidad y me he atenido las indicaciones de la universidad, he solicitado la práctica de diversas diligencias en la querella criminal ya interpuesta en el juzgado" para esclarecer las irregularidades. Cifuentes dice confiar en la justicia para aclarar lo sucedido, incluido "una preocupante vulneración de la ley de protección de datos" en la universidad, que no "solo podía facilitar el acceso y divulgación de datos personales sino también su manipulación".

Cifuentes explica que se incorporó al máster porque estaba "en condiciones de cursarlo con plena dedicación" pero todo cambió cuando fue nombrada delegada del Gobierno en Madrid. Sin embargo, pudo continuar "al facilitar la universidad que prosiguiera los estudios, en unas condiciones flexibles" para una persona que, como ella, "a partir de determinado momento tenía obligaciones" que le "impedían seguir al mismo régimen académico que el resto de los alumnos.

El único error que Cifuente admite es haber aceptado estas condiciones para seguir cursando el máster: "Si me equivoqué, y en aquel momento debí rechazar las facilidades que me ofrecía la universidad, pido disculpas a cualquiera que haya podido sentirse agraviado". Según su versión de los hechos, solo le "movió a participar en este máster" su "interés por ampliar conocimientos pese a las dificultades personales" que le "impedían cursarlo en un régimen ordinario". "En ningún momento pretendí sacar ventaja entonces de este máster, ni pretendo sacarlo en el presente o en el futuro", hace hincapié la presidenta.

Pese a no considerarse responsable de las irregularidades, Cifuentes comunica al final de la misiva al rector "formalmente" su "decisión de renunciar a la utilización del título expedido por la Universidad Rey Juan Carlos, solicitando que dicha renuncia sea considerada con carácter inmediato a los efectos oportunos".