Política
Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado TW

A estas alturas, es más una batalla psicológica que otra cosa. Y los que han sido llamados 'sorayos' lo saben muy bien. Por eso, durante estos últimos días, con José Luis Ayllón y Antonio Sanz al frente, están difundiendo que Pablo Casado se rendirá in extremis e intentará negociar un pacto.

Según da cuenta Ana Isabel Martín en 'EsDiario', esto implicaría dejar tirados a todos -o casi todos- cuantos han apostado por él.

Sería con el Congreso de los días 20 y 21 de julio ya arrancado y una vez que el exvicesecretario de Comunicación compruebe in situ -dicen- que no tiene suficientes compromisarios de su parte para doblegar a Sáenz de Santamaría.

Esta teoría choca frontalmente con el compromiso de llegar hasta el final que Casado solemnizó y resumió con estas palabras cuando dio la campanada y pasó a la segunda vuelta: "No hemos llegado hasta aquí para que nada cambie".

Sin embargo, tiene un objetivo claro: sembrar dudas sobre la palabra de Casado. Especialmente entre los compromisarios cuya candidata era a priori María Dolores de Cospedal y que ahora han quedado desubicados.

Si estos últimos sospechan que Casado llegará a una componenda con Sáenz de Santamaría in extremis para salvarse únicamente él, tal vez se piensen mejor votarle.

Por si acaso cala ese miedo, la exvicepresidenta sigue insistiendo allá por donde va en tender la mano a su rival.