Política
Juana Rivas en el centro de una protesta en Maracena. PU

El pueblo de Maracena (Granada) se ha lanzado en una campaña brutal de apoyo a su vecina Juana Rivas, la madre de los dos niños de 13 y 11 años que está en paradero desconocido por no querer entregárselos al padre según mandato judicial.

El padre de las criaturas, de origen italiano, fue condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar contra ella, ha generado en las últimas horas numerosas muestras de apoyo en su pueblo -casas y comercios- y en redes sociales como Twitter, donde la etiqueta #JuanaEstáEnMiCasa está siendo una de las más compartidas.

Incluso la propia presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha mostrado a través de su cuenta de Twitter que desde el Gobierno andaluz se le va a proporcionar asistencia jurídica para pedir la suspensión del régimen de visitas de los menores.

Por la otra parte, el abogado que representa al padre y que ha logrado que un Juzgado de Granada ordene a la madre de sus dos hijos la restitución de los menores, ha anunciado que iniciará acciones legales ante lo que considera un "secuestro" de los niños por parte de su madre Juana Rivas.