Política
El complot del ISIS para envenenar la comida TW
¿Sabes cuál es el nuevo objetivo de los yihadistas en España? Los supermercados y no te imaginas con qué envenenado fin

El nuevo mensaje del autoproclamado Estado Islámico va dirigido a sus moujahidines, combatientes, y esta vez el objetivo principal es España, y más concretamente Madrid: sus mercados, centros comerciales y piscinas. (¿Sabes cuál es el nuevo objetivo de los yihadistas en España? Los supermercados y no te imaginas con qué envenenado fin).

Les insta con imágenes del mercado de Raqqa, -uno de sus últimos bastiones en Siria, destrozado por los bombardeos de la Coalición Internacional-, a cometer atentados, tanto a los llamados 'lobos solitarios' como a las células ya consolidadas, y ponen los yihadistas especial énfasis en que envenenen a la gente (Los fanáticos del ISIS anuncian nuevos atentados en España con una foto de las Torres Kio).

Para ello les aconseja que se hagan con cianuro y lo metan tras convertirlo en forma líquida en una jeringuilla, con el fin de inyectar alimentos varios en mercados o grandes centros comerciales:

"Compra un par de jeringas y prepara tu ataque. Busca centros comerciales en los que estén a la venta frutas y verduras y les puedas inyectar este veneno. También a los helados, que los puedes abrir y cerrar de nuevo.

"El método es fácil de realizar y tranquilo. Entra en el centro comercial, das un par de vueltas y coges algunos de esos productos. Las jeringas las ocultas dentro de la ropa y tomas las frutas al azar. Ten cuidado con las cámaras de seguridad. Inyecta el veneno a todos los productos que puedas. Hazlo en un horario que no haya mucha gente. Una vez realizado, coge algunos productos, págalos en caja y sal de allí".

Según da cuenta 'La Razón', el mensaje de marras ha sido distribuido en los canales Pro-IS Telegram, citando la Sura 9:123 del Corán:

"¡Creyentes! ¡Luchar contra los infieles que están cerca de ti! Que te encuentren duro! ¡Conoce que Alá está con los que le temen!",

a la vez que advierten que "lo que está por delante será peor y más amargo porque aún no han visto nada de nosotros".

Entre los objetivos concretos de los ataques, además de mercados, los islamistas citan las piscinas, en las que "siempre suele haber mucha gente, muchos paganos".