Política

Los mandos de Estado Islámico realizaron el 24 de agosto, tan sólo una semana después del ataque en Las Ramblas, un llamamiento a atentar en otros lugares de Barcelona. Lo hicieron a través de ‘Lone Muyahid', un canal encriptado, en el que además se adjuntaban diferentes mapas con los objetivos marcados. Seguirían el planteamiento técnico que se aplicó en el metro de Londres en 2005 y, más recientemente, en abril de este año, en el suburbano de San Petesburgo.

Siete días después del atentado en las Ramblas de Barcelona que segó la vida de 15 personas e hirió a 131 más, Estado Islámico realizó un llamamiento a atentar contra el metro de Barcelona y contra diferentes bares de copas de la capital proporcionando mapas y material logístico a través de un canal de Telegram encriptado denominado ‘Lone Muyahid'. Esta comunicación ha sido interceptada por especialistas norteamericanos en yihadismo en los rastreos que realizan sistematicamente en las redes islamistas.

Además, fuentes antiterroristas consultadas por este diario confirmaron que este canal es utilizado como medio de comunicación entre la cúpula de Estado Islámico, por un lado, y células yihadistas y ‘lobos solitarios', por otro.

¡En verdad han convertido esta tierra en un paraíso! ¡Así que convertid su paraíso en un infierno!

Este mensaje puede leerse junto a una panorámica con los principales monumentos de Barcelona turísticos de Barcelona en uno de los mensajes publicados en 'Lone Muyahid' el 24 de agosto, siete días después de los ataques. Junto a un mapa en el que aparecen señalados populares bares de copas de la capital catalana, se leen estas palabras: "Vida nocturna en Barcelona. Estos son los lugares donde la escoria de la ciudad va por la noche".

Que Cataluña sigue siendo un objetivo prioritario para el terrorismo yihadista quedó patente también cuando, poco después del atentado, se señaló el Camp Nou y las playas de Barcelona para nuevos ataques. Sin embargo, el mensaje interceptado en ‘Lone Muyahid' incorpora mapas e información para un ataque terrorista que seguiría el planteamiento táctico de los atentados del metro de Londres en 2005 -52 muertos y 700 heridos- , y, más recientemente, en abril de este año, el ataque en el suburbano de San Petersburgo en el que perdieron la vida sólo cinco personas gracias a que un segundo artefacto explosivo logró ser desactivado antes de se produjera su deflagración.

La relación de objetivos difundida hoy por este diario guarda una siniestra correspondencia con la información publicada también por LA RAZÓN sobre la segunda oleada de atentados que la célula que perpetró los ataques en Cataluña tenía prevista y que, de no haberse producido la explosión en la vivienda operativa del grupo en la localidad tarraconense de Alcanar, podrían haber vuelto a sembrar la tragedia. Expertos de la lucha antiterrorista aseguran que las víctimas se hubieran contado por centenares si la célula catalana hubiera realizado la decena de ataques con mochila bomba que tenía previsto llevar a cabo contra los objetivos ‘blandos' - grandes concentraciones de personas- que aparecen pormenorizados en los mensaje de ‘Lone Muyahid'.

Como ya informó este diario, los yihadistas adquirieron el día antes del atentado de Las Ramblas, el 16 de agosto, quince fundas de almohada y bridas en la localidad tarraconense de San Carlos de la Rápita. Estas fundas, repletas de peróxido de acetona -explosivo que puede llegar a ser más potente que el TNT- y rodeadas de clavos y metralla, constituyen artefactos análogos a los utilizados por la célula que perpetró los ataques de Manchester, que se cobraron 22 vidas apenas tres meses antes del 17-A. La información distribuida a través de ‘Lone Muyahid' siete días después ofrece pistas sobre cual podría ser el objetivo para el que tenían destinado los explosivos los terroristas. Expertos antiterroristas confirmaron asimismo que el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, tenía intención de dirigir esta segunda fase de ataques en Cataluña y, por tanto, no tenía ninguna intención de suicidarse en la primera fase de atentados pese a que se lo había manifestado a otros miembros de la célula.

LA RAZÓN ha localizado además en el entramado de páginas web utilizado por los yihadistas para formar a nuevos terroristas, retazos de lo que sólo podría describirse como un manual de justificación ideológica y religiosa para los atentados. No son infrecuentes las referencias concretas a Barcelona y a España ya que, como es bien sabido, el islamismo radical considera nuestro país como parte de la ‘Umah', la comunidad de tierras islámicas, en razón de los siglos de dominación musulmana de la península ibérica. En este sentido se explica que la razón de que se lleve la yihad a estas tierras es tan sólo que "a Alá le complace".

Para los atentados que puedan intentar cometer de nuevo en Barcelona o en otras ciudades, aconsejan:

Matar a los soldados del diablo sin dudarlo; hágales sangrar incluso en sus hogares; no tengas miedo de nada, ve directamente a la felicidad; un día su sudor y su sangre testificarán; matar a los traidores, atacarlos por sorpresa; mátalos, haz que paguen por su traición.

Las mismas fuentes subrayan que estos terroristas están crecidos y citan como prueba este texto:

La yihad no tiene fronteras. El reciente ataque en España, en Barcelona enmarca la respuesta a aquellos hermanos a que Alá les da permiso para golpear a los infieles que atacan a nuestros hermanos en Siria o Irak. El terrorismo es un orden divino, cuya chispa nunca será sofocada, ni su fuego apagado, hasta que les invadamos dentro de sus propios hogares, en París, Londres, Moscú, Nueva York, Bruselas, Washington, Madrid y Barcelona. Hasta esclavizar a sus mujeres, romper sus cruces, y levantar las banderas de castigo.