Política
El proetarra Arnaldo Otegi, autor de tres secuestros y otros crímenes. PD
También se vio con Soledad Iparaguirre, 'Anboto', responsable del aparato de extorsión de la banda terrorista

Una entrevista que levanta todo tipo de suspicacias. Y no es para menos, dadas las fechas y el empeño de Otegi por convertirse en mediador en el proceso soberanista de Cataluña con el beneplácito de los radicales más desatados. ('Hazte un selfie con Otegi': así recibieron los independentistas al batasuno cual futbolista o estrella de rock).

El encuentro entre el líder abertzale y Mikel Albisu alias ‘Antza', considerado uno de los jefes más sanguinarios de ETA, y actualmente jefe del colectivo de presos de ETA en Francia, se produjo apenas dos días después de que Otegi fuese de los primeros en dar la bienvenida a la nueva 'República catalana'. (Más bajo que TV3 ya no se puede caer: invitan al batasuno Otegi para que se ría de Albert Rivera).

Según recuerda 'ECD', Antza fue el responsable del aparato político de ETA entre 1993 y 2004, años en los que la banda asesinó a 112 personas. Bajo su mandato, entre otros hitos sangrientos, se secuestró y ejecutó a Miguel Ángel Blanco, se colocó el coche bomba contra José María Aznar, y también se negoció la tregua trampa de 1999 con el primer gobierno ‘popular'.

El etarra cumple actualmente condena en la prisión francesa de Sud Francilien, en Réau, una localidad a unos 25 kilómetros al sur de París. Hasta allí viajó el pasado sábado 29 de octubre de 2017 Arnaldo Otegi.


Visita a la jefa del aparato de extorsión

En las instalaciones de Sud Francilien se encuentra también la pareja sentimental de Antza, María Soledad Iparaguirre alias ‘Anboto', que fue detenida en 2004 en la misma operación que Albisu. Fue acusada y condenada por dirigir el aparato de extorsión de ETA, es decir, los canales para cobrar el denominado impuesto revolucionario.

Otegi aprovechó la visita del día 29 para verse también con Anboto.

Se da la circunstancia que, una semana antes de reunirse con quien impulsó la vía de la extorsión a empresarios, Otegi criticó duramente a Confebask por haberle dejado fuera de un acto en homenaje a empresarios vascos asesinados, secuestrados, extorsionados y amenazados por ETA.