Política
No a la violencia machista

El dato lo ofrece este 31 de diciembre de 2017 el diario El País, firmado por la periodista Gloria Rodríguez-Pina, y es sencillamente terrorífico.

El final del presente ejercicio de 2017 ha supuesto un repunte de la lacra de las muertes por violencia de género, con tres asesinatos entre la Nochebuena y el 28 de diciembre de 2017.

A Andrea Carballo, de 20 años, su exnovio, de 28, la obligó a subir al coche que después embistió contra una gasolinera el día de Nochebuena en Benicàssim (Castellón).

Unas horas después Kenya Álvarez, de 30, fue degollada y apuñalada en Sant Adrià del Besòs, en Barcelona.

Y en Azuqueca de Henares el 28 de diciembre de 2017 Arancha (el apellido aún no se conoce), de 37 años, fue acuchillada delante de sus tres hijos.

Lo escalofriante, según los cálculos de Miguel Lorente, forense, exdelegado del Gobierno contra la violencia machista y un referente en la materia:

Entre 15 y 20 hombres en España están pensando seriamente en matar a su pareja.

Al menos 48 mujeres han sido asesinadas en 2017 (44 en 2016), y hay cuatro casos en investigación. El 20,8% de ellas había denunciado a sus agresores pero solo el 10,4% tenía medidas de protección activas.

"Los tres últimos casos son de libro", señala Marisa Soleto, directora de la Fundación Mujeres, que se detiene a señalar tres factores de riesgo alto sobre todo en el caso de Carballo. Su asesino tenía antecedentes por violencia de género, había denuncia y se había producido una ruptura, a la que él había respondido con amenazas. "Media España se pregunta por qué estaba en libertad, pero tenemos un sistema que dice que su situación era de riesgo medio".