Política
Kim Wall, la periodista danesa asesinada rt

La Fiscalía danesa cree que el inventor Peter Madsen torturó antes de matar a la reportera sueca Kim Wall, cuyos restos troceados han sido hallados en los últimos meses tras desaparecer en agosto en el submarino fabricado por el acusado. Así consta en el escrito de acusación difundido este martes, una semana después de que Madsen fuese incriminado por homicidio.

El fiscal acusa a Madsen de llevar a bordo una sierra, cuchillos, destornilladores, tiras y tubos metálicos, de atar la cabeza, brazos y piernas de Wall y de golpearla y practicarle pinchazos y cortes antes de matarla y tirarla luego al mar descuartizada. "Kim Wall estaba viva cuando Peter Madsen la hería con un cuchillo. Es un caso extremadamente serio", ha dicho el fiscal.

El modo en que murió la periodista no se conoce con seguridad, pero la hipótesis más probable es decapitación o estrangulamiento. El asesinato tuvo lugar entre las 22:00 del 10 de agosto y las 10:00 de la mañana del día siguiente, momento en el que fue denunciada su desaparición por su novio.

El fiscal pedirá cadena perpetua o, de forma subsidiaria, custodia -pena prorrogable indefinidamente para reos peligrosos-, una vez que se ha determinado que Madsen no padece ninguna enfermedad mental seria.

El homicidio ocurrió después de "planificación previa", según el fiscal, que también ha acusado a Madsen de trato indecente del cadáver, relaciones sexuales sin coito y dos violaciones graves de la ley sobre seguridad marítima. La Fiscalía le imputa haber "apuñalado y cortado diez veces en la parte exterior de sus genitales y cuatro en el interior con un cuchillo o un destornillador".

El fiscal ha insistido en comparecencias anteriores en la afición por el sadomasoquismo de Madsen, en cuyo ordenador había vídeos de mujeres ejecutadas y torturadas, que él asegura que no son suyos.

Tubos de metal atados al cuerpo

La policía puso fin a la búsqueda en el mar Báltico hace dos semanas después de encontrar de forma separada la cabeza, brazos, torso y piernas, todos con tubos de metal fijados para hacer peso.

Wall fue vista por última vez la noche del 10 de agosto a bordo del "Nautilus", el submarino de Madsen en el que iba a entrevistarlo. El inventor reapareció al día siguiente por la mañana en Køge (sur de Copenhague), donde fue rescatado antes de hundirse la nave, y dijo que la reportera había desembarcado horas después del inicio del viaje, pero fue cambiando la declaración según avanzaba la investigación policial.

Según señaló más adelante, Wall murió al caerle la escotilla de forma accidental y arrojó el cadáver al mar, entero y con ropa, después de navegar horas sin rumbo y pensando en el suicidio.

Al constatarse que el cráneo de Wall no tenía fracturas, Madsen -en prisión preventiva desde agosto y que se declara inocente- afirmó que había muerto intoxicada por monóxido de carbono mientras él estaba en cubierta y admitió haber descuartizado su cuerpo. El juicio, en el que habrá jurado, comenzará el 8 de marzo y se espera que la sentencia se comunique el 25 de abril.

"Cohete" Madsen, como le llama la prensa danesa, es conocido por sus diseños de submarinos y por ser el cofundador de la firma Copenhagen Suborbitals, creada en 2008 con el objetivo de lanzar al espacio monoplazas tripulados y que ha hecho despegar con éxito cohetes experimentales sin personas a bordo.

El banquero cocainómano tortura a una mujer durante tres días con juguetes sexuales