Política
Juan Carlos Quer TV

La carta del presunto asesino de Diana Quer remitida desde prisión a sus padres en la que llega a poner precio a sus palabras, "no menos de 10.000 euros", -donde hace una confesión velada sobre lo ocurrido en la madrugada del 22 de agosto de 2017 en la vieja fábrica de Asados-, sirve a Juan Carlos Quer para arremeter contra el asesino confeso de su hija (El padre de Diana Quer pide un cara a cara con Pablo Iglesias para "avergonzarle").

Le da lo suyo a Jose Enrique Abuin, alias 'El Chicle' y daa un repaso al PSOE. (La terrorífica carta de 'El Chicle' que deja en ridículo al veleta Rivera y al populista Sánchez).

Lo hace en una entrevista publicada este domingo 1 de marzo de 2018 en 'ABC', donde esta persona, que encabeza el movimiento que esto días recoge firmas para que no se derogue la prisión permanente revisable, tiene palabras duras para el asesino de su hija pero también lee la cartilla a Pedro Sánchez sobre su postura en esa derogación de la ley:

"La carta evidencia la catadura moral de este individuo y su total falta de arrepentimiento. Es un depredador y lo único que ahora espero es que se haga justicia con él",

explica, para después afirmar que

"esa es la impunidad que sienten este tipo de depredadores en el ámbito del Código Penal vigente. Este hombre tiene una hija de 14 años, violó a la hermana de su mujer, metió a una persona inocente en un maletero para hacer lo que consideró con ella, como si fuera un objeto, y después la tiró en un pozo lastrada. Yo hablaría de la nula existencia de valor alguno de este individuo como ser humano".

Con el PP a favor de mantener esa pena, Quer ha hablado del cambio de opinión de Ciudadanos que ya no aboga por la derogación y opina que han entendido que, como concepto,

"la prisión permanente, que está avalada por el Tribunal de Derechos Humanos, responde a la necesidad social de protegernos ante este tipo de individuos y evitar poner nuevos cadáveres de víctimas inocentes sobre la mesa. Después hay partidos con un compromiso con sus bases militantes, y no solo con la sociedad. Ocho de cada diez españoles les piden que no se derogue la prisión permanente, también en el ámbito de sus propias bases".

Y en este punto llega el palo a Pedro Sánchez:

"el PSOE, que fue el que recurrió ante el Tribunal Constitucional la prisión permanente revisable, cuando menos, deberá abstenerse en este debate que próximamente se va a celebrar, y donde por supuesto vamos a estar presentes. Deben ser coherentes al menos para esperar a que sea el TC el que diga si esta norma se ajusta o no a nuestra Constitución".

"Lo que no es comprensible ni de sentido común, lo que no entenderá ninguno de los votantes que apoyan mayoritariamente en el ámbito del PSOE la prisión permanente revisable, es que los responsables políticos de ese partido, sin que siquiera exista el pronunciamente del TC, intenten derogar esta pena".

El padre de Diana Quer contra Pablo Iglesias