Política
La Guardia Civil conduce hacia el calabozo a Ana Julia Quezada. TV

Ana Julia Quezada se ha desmoronado después de más de 48 horas de intensa presión, y ha confesado el homicidio del niño Gabriel Cruz:

"Ha respondido a todas las preguntas que le han hecho los agentes, está colaborando", han explicado fuentes de la investigación a los medios de comunicación. Ana Julia, sobre la que está saliendo a la luz todo tipo de asuntos turbios de su pasado, rompe así su silencio tras ser detenida el pasado domingo 10 de marzo de 2018.

Cuentan los investigadors que las fotografías de la susodicha transportando el cadáver de Gabriel han sido definitivas para que se desmoronara durante el interrogatorio y corroborara los principales datos de lo sucedido.

 La asesina, Ana Julia Quezada, y la víctima, Gabriel Cruz.

Sus primeras confirmaciones, además, coinciden plenamente con los primeros detalles de la autopsia inicial realizada al malogrado Gabriel. A tenor de ello, Ana Julia y Gabriel discutieron y la madrastra le propinó un mal golpe en la cabeza, cuentan las primeras informaciones, antes de estrangular al menor.

Además, Ana Julia confirmó que su crimen lo perpetró sola, tal y como pensaban los investigadores.

Brutal tensión a la salida de Ana Julia con la Guardia Civil empleándose a fondo para sujetar a los vecinos