Política
Crimen, asesino, cuchillo, puñal. PD

Se lo encontró este jueves 12 de abril de 2018 en la calle Pedro Antonio Alarcón, en Granada, y no se lo pensó dos veces. Faltaba apenas un mes para que se cumplieran 33 años del asesinato de su hija de 4 años Ana Isabel Fernández, la niña de Huétor Santillán, un pueblo a veinte minutos de la citada ciudad, que fue secuestrada y apareció muerta en un pozo dos días después con signos de haber sido violada.

Juan José, carnicero de profesión, y de 70 años, se abalanzó así sobre Enrique Sánchez, de 50, e intentó clavarle el arma blanca a plena luz del día.

Lo dejó malherido, porque la Policía intervino rápido y salvó al asesino que por 1985 fue condenado a 40 años de prisión, -28 por asesinato, 9 por violación y 3 por abusos-, pero solo cumplió 23.

Según 'El Ideal', la 'víctima' sangraba a través de varias heridas en distintas extremidades, pero no se teme por su vida, y Juan José ha sido puesto en libertad con cargos.

A la pequeña Anabel se la llevó el facineroso diciéndole que iba a comprarle golosinas. En la huerta donde estaba el pozo trató de violarla. Después de que se resistiera a eso y al ahogamiento, Enrique Sánchez la lanzó al pozo donde fue encontrada. Ana Isabel Fernández, según las crónicas de El País, murió "por ingreso de agua y barro en vías pulmonares".

Tras salir de la cárcel, el padre de la niña ya había intentado vengarse en varias ocasiones. Según la información de la Policía Local, el agredido presentaba heridas y cortes profundos en el tabique nasal y en las manos.

Cuando llegó la unidad de Policía Local adscrita al Servicio de Seguridad Ciudadana, los agentes observaron a dos individuos forcejeando entre ellos y una navaja ensangrentada en el suelo. A su vez, el detenido amenazaba al agredido: "te voy a matar".

Filtran estas indignantes imágenes de El Chicle, asesino de Diana Quer, vacilando al juez