Baleares
Viviana de Sans Captura

La consellera insular de Vivienda en Ibiza y secretaria general de Podemos, Viviana de Sans, aseguró durante una intervención en un programa de televisión que "donde ves toallas colgando son apartamentos que están alquilando de forma ilegal". A raíz de ahí, explicó la idea que pretende llevar a cabo el Gobierno balear (PSOE-Podemos) para acabar con los alquileres ilegales: contratar informadores que identifiquen las viviendas arrendadas a turistas al margen de la ley.

Según se hace eco 'El Economista', se desconoce cuántos y cómo procederán pero al parecer desde esta temporada que entra las casas con toallas en la terraza van a ser objeto de análisis de estos informadores, contratados a través de una empresa externa y que no tendrán capacidad sancionadora sino que sólo informarán a las autoridades de los pisos 'sospechosos' de estar alquilados ilegalmente.

"Si piensan seguir con la misma dinámica que hasta ahora, ya podemos tener cuidado a la hora de colgar toallas en nuestros balcones". Las reacciones a las palabras de De Sans en Cuatro, no se han hecho esperar. El conseller y portavoz de Turismo del PP en Ibiza, Vicente Roig, ha calificado la idea de los informadores como "una nueva pieza de la colección de ocurrencias de la institución" para señalar que "quienes alquilan pisos saben perfectamente que se trata de una práctica ilegal.

A este paso pondremos informadores en el aeropuerto para avisar a los taxistas pirata de que no lo están haciendo bien. No se debe informar, sino inspeccionar y sancionar de una vez".

Para Roig, no es más que una medida descafeinada que no busca una solución real al problema de los alquileres irregulares. "El presidente del Consell ha demostrado en reiteradas ocasiones que está a favor de legalizar los pisos turísticos y continúa riéndose de los ibicencos y de los que buscan piso todo el año. Ya ha pedido al Ministerio de Interior que solucione lo que él no sabe resolver. No tiene ninguna intención de luchar y por ello establece medidas descafeinadas que no tienen ningún recorrido. Torres quiere convertir la Isla en un hotel".