Un esposado por la Policía TV
Como consecuencia de su acción, le fue otorgada la medalla al mérito policial con distintivo rojo, el máximo galardón del Cuerpo

No ha podido superar las graves secuelas que le produjo la brutal agresión que sufrió el 28 de agosto de 2015 en el palmesano Hospital de Son Espases, donde un preso del Centro penitenciario de Palma, -que estaba siendo atendido en el centro médico-, le propinó una brutal patada que le hizo golpearse contra una puerta y quedar en coma durante un tiempo.

Es el policía nacional José Mota Barea, de 62 años, que ha muerto este sábado 11 de febrero de 2017 en el mismo recinto hospitalario, donde acudía para ser tratado de sus frecuentes racaídas y fuertes mareos que arrastaba desde el salvaje ataque del inmigrante senagalés de 32 años, considerado como muy peligroso, y a quien le habían quitado las esposas por sugerencia de un médico del lugar.

Tras protagonizadar incidentes violentos en el Centro Penitenciario de Palma como en el hospital, donde había destrozado una habitación, el mentado se abalanzó en un momento dado sobre una enfermera, a quien trató de estrangular.

Así, el entonces miembro del Grupo de Conducciones, salió en defensa de la mujer, momento en que resultó herido, quedando inconsciente y entrando en parada cardiorrespiratoria. Después de maniobras de reanimación durante una hora, fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital en estado crítico. El funcionario permaneció un tiempo en coma hasta que aparentemente se restableció.

Como consecuencia de su valiente acción, le fue otorgada la medalla al mérito policial con distintivo rojo, el máximo galardón del Cuerpo.

El secretario de la Unión Ferderal de Policía (UFP) en Baleares, José Evaristo Búrdalo, resaltó que Mota era "una persona muy querida. Búrdalo también resaltó que como consecuencia de este incidente, que a la postre ha costado la vida a este agente,

"Son Espases ha cambiado el protocolo en la Unidad de Detenidos. Ahora se tiene más en cuenta la valoración de los policías en la seguridad".