Militares en la Comandancia General de Baleares Captura TV

Al fin se sabe qué fue lo que motivó tamaño despropósito. Los dos jóvenes que propinaron este viernes 10 de marzo de 2017 una brutal paliza a un comandante del Ejército vestido de uniforme en una céntrica calle palmesana, han contado su versión ante el juez. (Dos sinvergüenzas pegan una paliza a un comandante del Ejército vestido de uniforme en plena calle... al grito de "¡Fascista!").

Según da cuenta 'Ultima Hora', ambos están "muy arrepentidos" por su acción, que explican asegurando que obedeció a que

"Estuvimos toda la noche de fiesta, luego en un after, íbamos muy puestos y se nos fue la cabeza. La gamberrada se nos fue de las manos. Queremos que quede muy claro que nosotros no somos activistas ni formamos parte de ningún grupo político".

Ante el juez de guardia, los chicos negaron categóricamente que les moviera ningún tipo activismo ni de ideología. Durante su relato de los hechos, los detenidos no cesaron en solicitar disculpas al militar por su comportamiento y al propio tribunal por las molestias que estaban ocasionando.

En todo momento, los arrestados se mostraron muy arrepentidos por su comportamiento y prometieron que jamás lo volverían a hacer.

Según su versión, se sorpredieron mucho al ver a una persona vestida de camuflaje, por lo que le hicieorn una foto.

La parte contraria sostiene que el militar, cuando estaba en la cola del banco, detectó el ruido característico de los móviles cuando realizan fotos. Cuando salió a la calle, notó que lo seguían y continuaban sacándole fotos, por lo que se encaró a ellos. A partir de ese instante, se abalanzaron sobre el militar y comenzaron a golpearle. Mientras le pegaban, le gritaron "fascista" y "los militares creéis que estáis en la época de Franco".