Francina Armengol (PSOE). ER

Mal se ponen las cosas para el Gobierno balear, que hace y deshace con la complicidad de Podemos. La Fiscalía de Baleares ha abierto diligencias de investigación penal para el esclarecimiento de los contratos realizados entre las administraciones de las Islas y empresas del entorno del jefe de campaña del grupo soberanista Més, (socios de la socialista presidenta autonómica Francina Armengol), Jaume Garau, por si los hechos fueran constitutivos de delito. (Los socios soberanistas de Podemos adjudican seis contratos a dedo en Baleares... y casi se quedan sin su mano derecha).

Así lo ha indicado el fiscal superior de Baleares, Bartolomé Barceló, en un escrito remitido a los medios de comunicación en el que detalla que, con fecha de 31 de marzo de 2017, se incoaron de oficio en Fiscalía estas diligencias.

Concretamente, el Ministerio Fiscal inspeccionará los contratos adjudicados para la realización de estudios por varias Consellerias dirigidas por cargos políticos de Més a Garau, por valor de 154.000 euros, mediante un procedimiento negociado sin publicidad.

Después de que salieran a la luz estas contrataciones en Diario de Mallorca, el pasado viernes Més per Mallorca abrió un proceso para formalizar la expulsión del jefe de campaña, mientras que, por su parte, la presidenta del Ejecutivo balear, Francina Armengol, anunció la dimisión de la consellera de Transparencia, Ruth Mateu.

Biel Barceló, líder de Més y vicepresidente del Gobierno balear

Mateu defendió que no había cometido "ninguna irregularidad" y aseguró que dimitía "para dar ejemplo" asumiendo la "responsabilidad política" por los contratos adjudicados a Garau.

Asimismo, ante esta dimisión, Més per Menorca decidió salir del Govern, señalando que la decisión se había tomado por las "continuas deslealtades" del Ejecutivo hacia el partido.

Dadas las circunstancias, el vicepresidente del Govern y conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló, uno de los implicados en la adjudicación de contratos, ha pedido poder comparecer de urgencia antes de Semana Santa en el Parlament, si bien ha asegurado que no ha tocado "nunca ni un euro público".

Pese a que el PP ha solicitado su dimisión y la del conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ambos han rechazado que lo vayan a hacer y han defendido que se trata de contratos "justificados".

A todo ello, Armengol ha asegurado que la Fiscalía "tendrá la colaboración inmediata" del Govern para investigar los contratos de MÉS y ha insistido en que el Ejecutivo ha "asumido responsabilidad política".

La consejera de Transparencia, Cultura y Deportes del Gobierno Balear, Mateu Ruth

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que la Fiscalía "tendrá la colaboración inmediata" del Ejecutivo para investigar los contratos de Més.

Así se ha expresado Armengol durante la sesión de control al Govern, después de que la portavoz del PP, Margalida Prohens, le informara en su turno de intervención de que Fiscalía ha abierto diligencias penales por las contrataciones a dedo de las Consellerias de MÉS al jefe de campaña, Jaume Garau.

Armengol ha insistido en que el Govern ha "asumido responsabilidad política" y le ha dicho a Prohens que tendrá "todos los expedientes", además de que "los consellers comparecerán de forma inmediata para dar respuesta".

La presidenta ha reconocido que "son momentos difíciles y duros" y ha pedido "disculpas" en nombre del Govern. No obstante, ha recalcado que hay una "diferencia notoria" con el PP porque cuatro días después de conocerse las contrataciones han "tomado decisiones valientes".

Marga Prohens

Por su parte, Prohens ha acusado a Armengol de "mentir" y de "hacer pagar los platos rotos" a Més per Menorca "para protegerse".

Asimismo, la popular ha dicho que es "falso" que se publiquen todos los contratos, informes y estudios de Garau y ha acusado al Govern de estar "corrigiendo y modificando todos los estudios antes de hacerlos públicos".

A esto, Armengol ha respondido que "aquí sólo se esconde Biel Company" porque "todavía no se levanta a defender la postura del PP" ni a "dar explicaciones" sobre los "150.000 euros de la campaña electoral" de 2007.