Baleares
Jaume Matas. RB

El ex presidente del Govern balear, Jaume Matas, realizará un "reconocimiento parcial" de los hechos por los que se le juzga en la pieza separada número 3 del 'caso Palma Arena', relacionados con el encargo de un proyecto de palacio de ópera al arquitecto Santiago Calatrava. Pero a pesar del reconocimiento, como no ha llegado a un acuerdo con las otras partes irá a juicio por este asunto en julio.

Así lo ha anunciado su abogado defensor, José Zaforteza, este lunes durante una vista previa que ha tenido lugar en la Audiencia Provincial de Palma, donde también se ha determinado que este juicio se celebre el 10, 11 y 12 de julio ya que no ha habido conformidad entre las partes. A esta vista, y a otras que se han celebrado este lunes, ha acudido el ex presidente y ex ministro, Jaume Matas. Así, su defensa, que ha anunciado que admitirá parte de los hechos, también ha dicho que existen "discrepancias por los beneficios y ventajas" obtenidos por su cliente por lo que no acepta las penas que le piden.

Respecto a esta pieza, que versa sobre el anteproyecto del palacio de la ópera encargado por Matas a Calatrava por 1,2 millones de euros, la Fiscalía sostiene que Matas "era consciente de la imposibilidad material y económica del proyecto". Por esto, le pide una pena de un año y tres meses de cárcel por un delito de tráfico de influencias y a otra pena de 10 años de inhabilitación por un delito de prevaricación.

Además, en una vista anterior se ha convenido, entre todas las partes, que las piezas separadas 9 y 8 de esta misma causa se junten en una sola ya que se refieren a "un mismo hecho histórico" como es la contratación de los distintos arquitectos que intervinieron en el velódromo Palma Arena. En la pieza 9, se investiga las facturaciones de la empresa de los hermanos García-Ruiz, GR1. Matas se enfrenta a una pena de dos años de prisión por un delito de fraude a la administración pública y otro de prevaricación con falsedad documental (por el que le piden 10 años de inhabilitación).

En la pieza 8, que ahora se ha acumulado a la 9, el Ministerio Público acusa a Matas de haber incurrido en delitos de fraude a la administración y prevaricación, los mismos tipos penales que atribuye por estos mismos hechos al exdirector general de Deportes y medallista olímpico José Luis 'Pepote' Ballester. Esta pieza tiene que ver con la contratación del primer arquitecto del Palma Arena, Ralph Schürmann y su juicio se celebrará los días 11, 12, 13, 14 y 15 de septiembre a partir las 9.30 horas. Según los investigadores del caso, se dio el visto bueno a la contratación de Schürmann, sustentándola en que este contaba con el respaldo de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

El contrato fue firmado el 10 de enero de 2005, por un importe de 9,4 millones de euros, "sin previo expediente de contratación y, por tanto, omitiendo deliberada y conscientemente los principios de publicidad, concurrencia, igualdad y transparencia".

La Fiscalía, sin pacto

La fiscal Anticorrupción, Laura Pellón, ha asegurado este lunes que "no hay ningún pacto global ni ningún acuerdo" con los diferentes casos de presunta corrupción en los que está encausado el ex presidente del Govern, Jaume Matas, dentro de la causa del Palma Arena.

Tras las vistas previas celebradas en la Audiencia Provincial de Palma, Pellón ha dicho que se está "yendo pieza por pieza y delito por delito" y que "hoy se ha intentado llegar a una conformidad en términos legales" por la pieza separada número 3 pero "no ha sido posible" porque no ha habido acuerdo por "el abono de la responsabilidad civil".