Baleares
Sánchez y Armengol EP

La presidenta balear, Francina Armengol, que hasta ahora respaldaba a Patxi López, reclamó este lunes 15 de mayo de 2017 el apoyo para Pedro Sánchez en la votación del próximo 21 de mayo en las primarias socialistas.

Francina Armengol es la única presidenta autonómica socialista que no respalda a Susana Díaz. Con sus declaraciones, realizada en el programa Hora 25 de la Cadena Ser, se convierte en la primera dirigente de peso del equipo de López que se apunta al denominado voto útil y reclama el apoyo para Sánchez.

La presidenta balear explicó que su decisión la adoptó tras el recuento de avales, cuyo resultado fue el siguiente: Susana Díaz logró 60.231, Pedro Sánchez consiguió 53.692 y Patxi López obtuvo 10.866. En las Islas Baleares, pese a la posición de la líder regional del partido, fue Sánchez quien cosechó más avales. Con estos datos, argumentó Armengol, quedaba claro que había dos candidatos con posibilidades de ganar y que representaban dos modelos de partido diferentes.

"En los avales ha habido una posición muy clara de la militancia en toda España. Y los avales dicen que hay dos personas que tienen opción a ser secretario general y cada uno de ellos representa un modelo de partido. Y con el proyecto de partido con el que me siento más cómoda es con el de Pedro Sánchez",

declaró la presidenta balear.

Armengol aseguró que, tras conocerse los datos de avales, habló con López para "pedirle que retirara su candidatura y la fusionara con Pedro Sánchez porque creo que sumaba un proyecto de partido mucho más parecido. Entiendo que él no retire su candidatura, aunque no lo comparto. Patxi es una persona que ha sido útil, es útil y tendrá que seguir siendo muy útil al Partido Socialista".

Armengol y López fueron dos de los principales respaldos de Pedro Sánchez hasta que este tuvo que presentar su dimisión como secretario general, en el Comité Federal del pasado 1 de octubre, tras perder una votación en dicho órgano. La presidenta balear siempre se opuso de forma rotunda a que los socialistas se abstuvieran para permitir un gobierno de Mariano Rajoy.

Convencida de que ni Pedro Sánchez ni Susana Díaz eran la mejor opción para liderar el PSOE, por el enfrentamiento descarnado entre ellos, la presidenta balear se unió al equipo de López cuando éste mostró su intención de presentarse a secretario general, a mediados del pasado mes de enero.

El paso que ahora da Armengol ataca la línea de flotación del proyecto de López: la posibilidad de que, en estos últimos días antes de la votación del 21 de mayo, el voto útil lleve a los militantes que le avalaron a inclinarse por alguno de sus dos rivales en la carrera por liderar el PSOE.