Alberto Jarabo y el tramabús, donde algunos quieren que esté TW
El pájaro podemita, que se embolsó 7.485 euros del ala, se escuda en un "error" personal o de su gestor fiscal para justificar el hecho de que no los incluyera en sus declaraciones de la renta de 2013 y 2014

Ha hecho bandera con el anteproyecto de la nueva Ley Turística en Baleares, -que tiene acojonado al más pintado ya que contempla multas de hasta 40.000 euros-, y que pretende poner coto  a la impunidad con la que operan las principales plataformas de comercialización on line en el alquiler turístico.

Pero le han pillado con el carrito del helado, y se deshace estos días en excusas que no convencen a nadie. Es Alberto Jarabo, el líder de Podemos en Baleares, quien se 'olvidó' de declarar a Hacienda el realquiler durante dos años de una vivienda turística en la localidad mallorquina de Son Serra de Marina. Con la jugada se embolsó 7.485 euros del ala. De momento ha dicho que no se presentará a la reelección como secretario general, que no hay mal que por bien no venga.

Tras el escándalo y consiguiente escarnio en el Parlament, donde pontifica hasta quedarse ronco contra el alquiler turístico de marras, no le ha quedado otra más que comunicar esos ingresos a Hacienda tras no haberlo declarado tres años antes, ya que fue la propia Agencia Tributaria la que, en 2016, le pidió explicaciones por la no inclusión de los mismos en su declaración de la renta de los ejercicios fiscales correspondientes a 2013 y 2014.

Jarabo, entre manteles con sus socios de Govern y amigos

En su caso, se trata de un realquiler, ya que la vivienda no era de su propiedad y la usaba como segunda residencia. Decidió subarrendarla los meses de verano para financiar el alquiler anual y usarla el resto del año, previo acuerdo con los dueños del piso. Jarabo, que tiene una cara de susto que espanta por haber ocultado este 'detalle' al Parlamento balear, se escuda en un "error" personal o de su gestor fiscal para justificar el hecho de que no incluyera en sus declaraciones de la renta de 2013 y 2014 los ingresos:

"Se deberían haber tributado o informado antes, o que hubiera aparecido en la declaración de la renta, y podemos achacarlo a un error del gestor o personal pero lo importante es que fueron declarados".

Al final, el valedor de Pablo Ilesias, ha acabado reconociendo con el rabo entre las piernas que si presentó ese informe tres años después, en 2016, fue porque recibió un requerimiento de la Agencia Tributaria, aunque, con todo, afirmó que no tuvo "intención de ocultar nada".