Baleares
"Volverá la época islámica a Mallorca", afirmaba ilusionado frente a la Catedral

Se llama Tarik Chadlioui, y es un pájaro de mucho cuidado que voló en abril de 2014 a Mallorca para dar un sermón, y captar de paso a cuatro fanáticos musulmanes que residían en la isla para que siguieran su ejemplo: incitar a jóvenes a través de redes sociales como Youtube o Facebook, para unirse a la organización terrorista y mandarlos a las zonas de conflicto.

En el vídeo sobre estas líneas se le puede ver paseando tan pancho y dando la vara por lugares tan emblemáticos de Palma, como la Catedral de Mallorca. En el mismo,  asegura con contundencia que "volverá la época islámica a Mallorca". Hay que recordar que la Seu está ubicada justo donde se asentaba la mezquita mayor de Madîna Mayûrqa.

También se le ve acompañado por otras personas -ajenas al caso- en callejones del casco antiguo con reminiscencias árabes, el entorno del fuerte de San Carlos, y el dique del Oeste, además de en la Serra de Tramuntana, como Formentor y la Calobra. 

LA OPERACIÓN

El miércoles 28 de junio de 2017, seis personas integradas en una célula de la organización terrorista DAESH fueron detenidas, cuatro de ellas en Mallorca, una en Alemania y otra, el mentado, de origen marroquí y de 43 años de edad, en el Reino Unido. Antes de residir en ese país, el también conocido con el sobrenombre de Tarik Ibn Ali, pasó por Bélgica, donde formó parte en la clandestinidad de grupos como Sharia4Belgium, que luchan por imponer la sharia en todo el país y el continente.

En la Isla, las detenciones se produjeron en las localidades de Inca, Ariany y Binissalem.

La célula tenía ramificaciones internacionales y elaboraba y difundía material audiovisual muy radical, además de organizar reuniones clandestinas semanales para determinar la voluntad de personasafines a su ideario.

Los detenidos justificaban y enaltecían la yihad violenta apoyando públicamente acciones suicidas similares a las realizadas en Europa, y actuaban bajo un compromiso férreo a la organización terrorista.

La investigación se inició en 2015, cuando fueron detectados en una página web una serie de vídeos que mostraban el proceso de adoctrinamiento, captación y viaje a Siria de un joven musulmán residente en España.

Como promotor de la filmación se identificó al imán salafista que nos ocupa, investigado por varios países europeos.

Esta persona había viajado en esas fechas a Palma y comenzaba a dinamizar a un grupo, los ahora arrestados, para ejercer funciones de captación, adoctrinamiento y radicalización. Desde entonces se convirtió en su líder espiritual.

El barbudo predicador, cuyo discurso público era muy conocido por los servicios policiales y de inteligencia europeos, se dedicaba en su vertiente más privada a la captación de combatientes y la recaudación de fondos para Siria.

Sin embargo, las medidas de seguridad que adoptaba y sus cambios constantes de residencia dificultaban mucho su detención.

El detenido en Alemania tenía también como referente espiritual e ideológico al imán salafista. Además, mantenía contacto directo con el resto de arrestados y había participado en los vídeos propagandísticos elaborados por el grupo.

La investigación ha constatado que el grupo radicado en Palma había ido multiplicando progresivamente el número de adeptos, no sólo mediante su actividad en las redes sociales sino también con reuniones semanales clandestinas.

La Policía Nacional ha desarrollado la operación en colaboración con el Centro Nacional de Inteligencia, la Policía Federal alemana-BKA, LKA de Renania del Norte-Westfalia, Metropolitan Police de Londres y CTU West Midlands Birmingham.

Además, ha contado con el apoyo de las agencias europeas Eueropol -que trasladó a uno de sus expertos a Palma-, Eurojus y Sirene.