Religión Digital

La comisión pontificia no pudo entrar en el centro, que recientemente fue asaltado por desconocidos

clipping

Los investigadores del Vaticano interrogan a los acusados por los abusos en el Instituto Próvolo

Una religiosa chilena denuncia haber sido violada, y abandonada por la Iglesia tras quedarse embarazada

Redacción, 04 de abril de 2017 a las 20:06
La monja Kosaka Kumico, quien fue señalada por una testigo por encubrir y colaborar con los curas pederastas, está en paradero desconocido
El Instituto Próvolo de Mendoza/>

El Instituto Próvolo de Mendoza

El cura Nicolás Corradi, acusado de abusos en el Instituto Próvolo/>

El cura Nicolás Corradi, acusado de abusos en el Instituto Próvolo

Provolo/>

Provolo

Abusos en el Próvolo/>

Abusos en el Próvolo

Abusos en el Instituto Próvolo/>

Abusos en el Instituto Próvolo

Corradi salió de prisión/>

Corradi salió de prisión

Corradi, en silla de ruedas/>

Corradi, en silla de ruedas

Nicola Corradi, saliendo del centro penitenciario/>

Nicola Corradi, saliendo del centro penitenciario

  • El Instituto Próvolo de Mendoza
  • El cura Nicolás Corradi, acusado de abusos en el Instituto Próvolo
  • Provolo
  • Abusos en el Próvolo
  • Abusos en el Instituto Próvolo
  • Corradi salió de prisión
  • Corradi, en silla de ruedas
  • Nicola Corradi, saliendo del centro penitenciario

(MDZOL/Agencias).- La investigación eclesiástica en el "caso Próvolo" sigue su curso, después de que una comisión, enviada por la Santa Sede, llegara a Luján para entrevistarse con los acusados de abusos y entrar al instituto.

Los integrantes de la misma, procedentes de Córdoba, se entrevistaron con los curas acusados de pedofilia: Nicola Corradi (82), trasladado de Italia a la Argentina y que arrastra denuncias por violación y corrupción de menores desde hace 50 años; y el cura Horacio Corbacho (56). El primero está con prisión domiciliaria y el segundo está encarcelado en el penal de Boulogne Sur Mer.

Al tiempo, solicitaron a las autoridades autorización para poder entrar al instituto y tomar fotografías. Dicho permiso no pudo ser concedido debido a que recientemente se produjeron allanamientos y habrá nuevas medidas. El lugar tiene consigna policial y no se le permite el ingreso a nadie.

Esta semana se sabrá si los cinco acusados y detenidos por los abuso en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo seguirán presos a la espera del juicio oral. Mientras tanto, surgieron nuevas pistas respecto a la monja Kosaka Kumico, quien es buscada por todos lados, ya que se cree que pudo encubrir los abusos.

La semana pasada sorprendió a todos la petición de captura de la monja Kosaka Kumico, quien fue señalada por una testigo por encubrir y colaborar con los curas pederastas. No se sabe si la mujer se encuentra dentro del país. La religiosa, es parte de la Cofradía de Nuestra Señora del Huerto que tiene sede en Eugenio Bustos (San Carlos) y en Buenos Aires.

Las últimas pistas ubican a la monja en Bella Vista, Buenos Aires, en particular en el colegio Jesús María de esa localidad, donde Kumico habría realizando una suplencia.

 

 

Por otro lado, una monja chilena, perteneciente a las Clarisas Capuchinas, ha denunciado que fue violada por un maestro que fue a realizar arreglos al convento.

Según relató la hermana Francisca a 24 Horas de TVN, esto ocurrió el años 2012, cuando se autorizó el ingreso de un grupo de trabajadores para realizar arreglos al interior de la entidad. Fue en este contexto que conoció a Hernán Ríos , quien aprovechó un momento en que ella se encontraba enferma para encerrarla en una habitación y violarla.

"Miedo y vergüenza , dijo que fueron las razones que en un principio la llevaron a esconder lo que había pasado. Sin embargo, transcurridos tres meses notó que estaba embarazada. Situación ante la cual la fue presionada para abandonar la orden. Mis hermanas fueron muy crueles conmigo , dijo en el reportaje.

Ella no cedió, por lo que al nacer su bebé se contactó con la Fundación San José y lo dio en adopción. Denunció lo ocurrido en la justicia, y Ríos fue condenado por violación el año 2015. Cinco años de presidio menor, pero con libertad vigilada.

Ahora, y gracias al apoyo de la Corporación Humanas, la afectada ha interpuesto una demanda civil, por la responsabilidad en el hecho, en contra del Arzobispado de Santiago y de la Congregación.

 



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000