Religión Digital

Protesta contra la derogación de la DACA

Abc

El presidente deroga la amnistía para jóvenes indocumentados

clipping

La Iglesia estadounidense reprocha a Trump su "falta de humanidad" con los 'dreamers'

Tobin: "La Administración no solo ha cerrado fronteras; también ha cerrado corazones"

Cameron Doody, 06 de septiembre de 2017 a las 19:42
Hoy "la Administración no solo ha cerrado fronteras; también ha cerrado mentes y corazones"
La situación precaria de los indocumentados en EEUU/>

La situación precaria de los indocumentados en EEUU

Redadas contra inmigrantes indocumentados en EEUU/>

Redadas contra inmigrantes indocumentados en EEUU

Redadas contra indocumentados en EEUU/>

Redadas contra indocumentados en EEUU

Manifestación pro-inmigrantes en EEUU/>

Manifestación pro-inmigrantes en EEUU

El drama de los inmigrantes en EEUU/>

El drama de los inmigrantes en EEUU

Manifestación a favor de los inmigrantes y refugiados en EEUU/>

Manifestación a favor de los inmigrantes y refugiados en EEUU

  • La situación precaria de los indocumentados en EEUU
  • Redadas contra inmigrantes indocumentados en EEUU
  • Redadas contra indocumentados en EEUU
  • Manifestación pro-inmigrantes en EEUU
  • El drama de los inmigrantes en EEUU
  • Manifestación a favor de los inmigrantes y refugiados en EEUU

(Cameron Doody).- "Reprensible". "Un momento descorazonador en nuestra historia que muestra una falta de misericordia y buena voluntad". Tras la derogación de Donald Trump de un programa de acogida para casi un millón de inmigrantes llegados a EEUU en su infancia, se han sumado a estos sentimientos de la Conferencia Episcopal estadounidense los cardenales Joseph Tobin y Blase Cupich, quienes han calificado la decisión del presidente como "maliciosa" y "cruel".

"Es claramente equivocado que esta Administración use como herramienta política las vidas, futuros y seguridad de unos 800.000 jóvenes cuyo único crimen, si pudiera llamarse así... [fue] su búsqueda del sueño de la libertad y la oportunidad", han sido las palabras que el cardenal Tobin, arzobispo de Newark, ha plasmado en un comunicado difundido en la página web archidiocesana.

La resolución de Trump de rescindir el programa conocido como DACA, por sus siglas en inglés, representa asimismo para Tobin tanto "un abandono de la humanidad" como "un abandono de jóvenes talentosos y esperanzados tan estadounidense como usted o yo". Hoy, ha lamentado, "la Administración no solo ha cerrado fronteras; también ha cerrado mentes y corazones".

Cupich, por su parte, ha señalado en la declaración que ha sacado que aunque el presidente manifestara más de una vez que con la cuestión de los denomanido "soñadores" (dreamers) "se trata de tener corazón", la decisión que ha tomado "no es nada menos que cruel".

Y si la decisión del mandatario republicano deja ahora en limbo a estos cientos de miles de jóvenes sin las protecciones legales que merecen, el arzobispo de Chicago insta al Congreso "a actuar rápida y decisivamente".

Los congresistas, ha insistido Cupich, "deben dejarse guiar por la compasión y por el respeto de la dignidad humana" en su proyecto de una reforma integral del sistema migratorio, y deben tomar en cuenta "las pruebas sustanciales que deportar a estos jóvenes americanos haría un gran daño económico" al país.

Declaración del cardenal Cupich sobre la rescisión de DACA

Hoy el presidente Trump puso fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) y a los sueños de cerca de un millón de jóvenes cubiertos por la orden ejecutiva y de aquellos solicitando inclusión. En el pasado, el presidente señaló que la historia del Soñador "es acerca del corazón", sin embargo la decisión de hoy no es nada menos que cruel. Los Soñadores (Dreamers) son ahora dejados en un limbo de seis meses, durante el cual se supone que el Congreso pase una reforma migratoria integral, una hazaña que no ha sido capaz de alcanzar durante una década. De hecho, esta incapacidad para ponerse de acuerdo sobre un sistema de inmigración justo llevó al presidente Obama a firmar la orden ejecutiva protegiendo a los niños menores de edad traídos a este país por sus padres.

Como las consideraciones del "corazón" parecieron ser insuficientes para mantener la protección en su lugar, el Congreso ahora debe actuar decisiva y rápidamente. Un primer paso inmediato es que nuestros líderes pasen una legislación que proteja a aquellos que previamente estaban cubiertos por el programa DACA, mientras se ocupan de la largamente atrasada reforma integral de nuestro sistema de inmigración. Ellos deben ser guiados por la compasión y el respeto por la dignidad humana, y considerar honestamente la evidencia sustancial de que deportar a estos jóvenes americanos haría un gran daño económico a los estados donde residen.

Con los obispos en este país, permanecemos comprometidos a mantener la dignidad de todas las personas y el derecho fundamental de todos a vivir libres de miedo en la nación fundada en esa promesa.




facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000