• Director: José Manuel Vidal
América
Terremoto en México Reuters
Nosotros como defensores de los Derechos Humanos pedimos a la gente que se sensibilice y apoye a nuestros migrantes. Ahora ellos están retribuyendo ese apoyo a los mexicanos, a los istmeños, a toda la gente que necesita de su ayuda

Después del sismo de magnitud 8.2 que asoló el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, migrantes salvadoreños, nicaragüenses y guatemaltecos comenzaron a realizar labores de rescate y de limpieza de las casas afectadas y derrumbadas el pasado fin de semana.

Un grupo de 45 migrantes, quienes se encontraban en el Albergue "Hermanos en el Camino" -fundado por el sacerdote Alejandro Solalinde-, expresaron sus intenciones de ayudar al poblado oaxaqueño afectado por el siniestro.

Sin embargo, al no tener dinero, optaron por ayudar a quitar los escombros y levantar postes de luz. También colaboraron en el rescate del policía municipal de Juchitán, Juan Jiménez, quien falleció bajo los escombros que dejó el derrumbe del palacio municipal.

Por su parte, el hermano José Filiberto Velásquez Florencio, uno de los que coordina la brigada de migrantes, explicó a un medio nacional que estas brigadas son una forma de sensibilizar y demostrar a la ciudadanía mexicana de que el migrante es "una buena persona".

"Nosotros como defensores de los Derechos Humanos pedimos a la gente que se sensibilice y apoye a nuestros migrantes. Ahora ellos están retribuyendo ese apoyo a los mexicanos, a los istmeños, a toda la gente que necesita de su ayuda. Estamos muy tristes por este terremoto que afectó a muchas familias" señaló.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre la Discriminación, siete de cada 10 mexicanos siente algún tipo de rechazo hacia los migrantes, por lo tanto, los "viajeros" buscan con esta labor demostrar sus "buenas intenciones" en su paso por México.

En este sentido, en el mes de septiembre, Caritas Internationalis lanza oficialmente la campaña "Share Journey" (Compartiendo el viaje), la cual busca promover la cultura del encuentro, donde los migrantes del mundo encuentren en cada país un lugar de acogida.

Cáritas Mexicana inició una colecta económica para apoyar a los hermanos de Oaxaca y Chiapas damnificados por el sismo del pasado jueves 7 de septiembre y algunas diócesis de Puebla, Hidalgo y Veracruz que fueron afectadas por el paso del huracán Katia en el Golfo de México.

(RD/Arquimedios)