• Director: José Manuel Vidal
América
Monseñor Ricardo Valenzuela, en la fiesta de la Virgen de Caacupé Agencias
¡No podemos estar indiferentes! Que todos los paraguayos tomemos conciencia de la grave situación. El silencio nos convierte en encubridores de quienes mal utilizan los bienes públicos

(C. Doody/Agencias).- "Hay hechos que lastiman y golpean el alma. Hay injusticia social. Hay descontento y las autoridades parece que no se dan cuenta". Durísima homilía la de monseñor Ricardo Valenzuela en la fiesta de la Virgen de Caacupé en Paraguay, advirtiendo a los políticos del país de que "sin la honestidad no se gana ninguna guerra ni se supera ninguna problemática".

Ante una basílica de Caacupé repleta de fieles, y con autoridades como el presidente, Horacio Cartes, o el vicepresidente, Juan Afara, Valenzuela, el obispo local, dijo en su homilía que el sector estatal y político está plagado de personas deshonestas que con sus actos de corrupción impiden el desarrollo de los paraguayos.

"Desde los puestos de oficinas y grandes cargos se producen toda clase de abuso del presupuesto general de la nación, por lo tanto no tendremos la conciencia tranquila si no denunciamos a los corruptos", dijo el prelado.

"¡No podemos estar indiferentes! Que todos los paraguayos tomemos conciencia de la grave situación. El silencio nos convierte en encubridores de quienes mal utilizan los bienes públicos", remarcó Valenzuela.

El obispo de Caacupé también cuestionó el funcionamiento de la justicia y aseguró que ésta "no es ni pronta ni barata, porque responde al poder político de turno".

Valenzuela animó además a la ciudadanía a elegir con criterio a sus representantes políticos en el periodo electoral que se avecina, al tiempo que instó a los políticos tanto a vestirse "de honestidad a toda prueba y de profundo patriotismo" como a no buscar el triunfo en las urnas "a base de mentiras y engaños que oscurecen cada vez más el futuro político de nuestro país". "No nos roben la última gota de esperanza", advirtió el obispo a los candidatos.

El religioso también recordó a las cinco personas secuestradas en el norte del país, supuestamente en manos de la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

La presencia de Cartes en la misa de Caacupé fue la última a la que acudió como Presidente de Paraguay, ya que su mandato finaliza tras las elecciones generales de abril de 2018.

Los candidatos a esas elecciones generales saldrán de los comicios internos de los partidos políticos que se celebran el 17 de diciembre.

La peregrinación por la Virgen de Caacupé, en la localidad del mismo nombre, a 55 kilómetros de Asunción, es una de las celebraciones marianas más grandes de América Latina.

Y como cada año, miles de paraguayos de todo el país se dieron cita hoy en ese santuario, que fue ascendido al rango de basílica menor por un decreto del Vaticano en julio de 2015, coincidiendo con la visita a ese centro del catolicismo paraguayo del Papa Francisco.