• Director: José Manuel Vidal
América
El cardenal Joseph Tobin, arzobispo de Newark Agencias
Antes de reafirmar las reglas, deberíamos volver a la proclamación evangélica, especialmente en las periferias: entonces podremos empezar a hablar de las respuestas morales

(Cameron Doody).- Muchas de las noticias digitales sobre Amoris laetitia "son inútiles para la formación" y, de hecho, "solo unas pocas están al servicio del Magisterio". Es la opinión del cardenal Joseph Tobin, arzobispo de Newark, quien ha lamentado que "nuestra gente sean víctimas de los blogs y la desinformación" de los medios que siembran discordia en torno a la exhortación.

"Antes de reafirmar las reglas, deberíamos volver a la proclamación evangélica, especialmente en las periferias: entonces podremos empezar a hablar de las respuestas morales", ha sostenido el cardenal Tobin en una entrevista con el SIR. El riesgo que corremos al no recordar que "el Evangelio es una prioridad" y al reemplazarlo por la doctrina, perderemos de vista las "complejidades" del documento y de las situaciones vitales a las que pretende dar respuesta.

El purpurado norteamericano también ha lamentado -según las cifras que él mismo ha dado, citando información que se maneja en Roma- que el 85% de las noticias mundiales sobre la exhortación apostólica provengan de los Estados Unidos, país donde solo el 6% de la población es católica. Es en EEUU donde se concentra la que quizás sea la mayor presencia ultraconservadora de toda la Iglesia universal, tal y como recordaron en junio Antonio Spadaro y Marcelo Figueroa, por ejemplo, cuando cargaron en las páginas de La Civiltà Cattolica contra los fieles que han unido esfuerzos con los cristianos evangélicos en un "ecumenismo del odio" que promueve una "visión xenófoba e islamófoba" y "muros y deportaciones purificantes".

Precisamente a estos "muros purificantes" se ha referido Tobin también en su conversación con el SIR, recordando -contra las políticas de la época Trump- que "cerrar la puerta a los migrantes, con ese lenguaje horrible, no es solo ajeno a los ideales cristianos, sino también a la historia de este país".

"Jesús nos enseña a ser sencillos como palomas y astutos como serpientes", ha opinado el cardenal, añadiendo que si los fieles estadounidenses han llegado a realizar esta primera vocación, "nuestra voz profética se ha vuelto amortiguada".

"Tenemos que ser los defensores más acérrimos... de la dignidad de la persona humana" en todos los temas en los que está en juego, y no solo en la defensa de los nonatos, ha declarado por último el cardenal Tobin.