• Director: José Manuel Vidal
América
Brenes bendice a la gente
El arzobispo de Managua también llamó a las mujeres a no dar segundas oportunidades a los hombres violentos

(AICA): "Pedimos a María, nos acompañe a custodiar y cuidar la vida de nuestros hermanos, que este año protejamos la vida, en las calles y rutas de nuestro país. Que ninguna mujer sea abusada, golpeada o asesinada, que cese la guerra y violencia entre países y que se consolide la paz y la justicia", expresó el arzobispo de Managua, Nicaragua, cardenal Leopoldo José Brenes en la misa del 1º de enero que celebró en la catedral metropolitana ante miles de feligreses que colmaron el templo.

Miles de nicaragüenses se dieron cita este primero de enero en el Colegio Cristo Rey de Managua para participar de la tradicional procesión en ocasión de la Jornada Mundial por la Paz y la Solemnidad de María Madre de Dios.

La procesión concluyó en la catedral de Managua en donde se realizó una Eucaristía presidida por el arzobispo, cardenal Leopoldo José Brenes, acompañado por su obispo auxiliar monseñor Silvio José Báez y sacerdotes del clero arquidiocesano.

En su homilía el arzobispo invitó a los feligreses para que en este año se proteja la vida en todos los ambientes, en particular en los accidentes de tránsito, en la violencia hacia las mujeres y en la migración.

"Este año pedimos a María, nuestra madre, la madre de Jesús, nos acompañe a custodiar y cuidar la vida de nuestros hermanos, que este año protejamos la vida, la defendamos, que en las calles y carreteras de nuestro país existan menos accidentes que provoquen pérdidas de vidas humanas", expresó.

"Que ninguna mujer sea abusada, golpeada o asesinada, ya sea por su compañero de vida u otra persona -agregó-. Pedimos para que en este año cese la guerra y violencia entre países y que se consolide la paz y la justicia para que tantos hombres y mujeres no tengan que abandonar su terruño y tomen el riesgo que implica tomar otros horizontes que les garantice estabilidad en sus vidas. Pidamos a la Virgen María y a Jesucristo que custodien este año y traigan la paz a los corazones, a nuestros corazones y al mundo entero".


"Que este año se creen muchos puestos de trabajo, se consolide la paz y la justicia para que tantos hombres y mujeres no tengan que abandonar su terruño y tomar el riesgo que implica buscar otros horizontes que les garanticen estabilidad en sus vidas", concluyó el cardenal Brenes.

El arzobispo de Managua también llamó a las mujeres a no dar segundas oportunidades a los hombres violentos. "Hay otros casos en los que la policía detiene al hombre y después acuden a pedir su libertad. La mujer debe estar consciente de que si el esposo es abusivo tiene que ser penado" y les pidió ser cuidadosas a la hora de elegir un compañero de vida: "si un hombre es abusivo, las regaña, las golpea o es celoso, eso hay que cortarlo".

"Hay casos en los que una mujer está siendo abusada, golpeada, hostigada y va a la Policía y le dan largas al asunto. En ese sentido, la Policía tiene que ser beligerante cuando se dan estos casos y actuar inmediatamente", recalcó el arzobispo.

El 2018 será un tiempo de múltiples actividades religiosas en las que la juventud será la gran partícipe, destacó el purpurado nicaragüense, quien afirmó que Nicaragua será partícipe del Sínodo de la Juventud a realizarse bajo el lema "Jóvenes, la Fe y el discernimiento vocacional".

"El papa Francisco desea que en este encuentro los jóvenes acompañados de María Madre encuentren el sentido de sus vidas con un llamado cercano de parte de Dios para con ellos, pero también tendremos la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud a desarrollarse en Panamá en el 2019 con la presencia de Su Santidad, lo cual debe ser un aliciente y fortaleza en el caminar permanente de nuestros jóvenes", afirmó.

Al finalizar le Eucaristía se dio lectura de un decreto en el que se establece el "Bienio de la Juventud" con el cual se pondrá en marcha el plan previo para ser sede de acogida de la JMJ Panamá 2019.

El cardenal Brenes recordó que del 17 al 20 de enero de 2019, se desarrollará una jornada en la que vendrán a Nicaragua jóvenes de otras partes del mundo para compartir y conocer un poco de la experiencia de la juventud nicaragüense.