• Director: José Manuel Vidal
América
José Luis Chávez Botello, arzobispo de Antequera-Oaxaca Agencias
No queremos que nos manden un sacerdote de su misma línea porque son mentirosos y pederastas. Queremos a un sacerdote que no esté de acuerdo con las cochinadas que existen en la Iglesia

(C. Doody/Agencias).- "Botello, con tus actos, ¿cómo quieres respeto y ser ejemplo para tu pueblo?". Feligreses del municipio de San Francisco Telixtlahuaca se han manifestado frente a la catedral de Oaxaca para pedir la destitución del arzobispo de Antequera, José Luis Chávez Botello, a quien acusan de encubrir a sacerdotes pederastas, de imponer párrocos de su línea ideológica y de "provocar" la muerte de 32 curas de avanzada edad.

Tal como recoge el diario Milenio, con pancartas en mano los manifestantes señalaron que Botello no ayudó durante su enfermedad al sacerdote de Telixtlahuaca, Miguel Ángel Morelos García, y lo marginó por haber denunciado los casos de tres padres pederastas dentro de la Iglesia local. Uno de estos curas abusadores que denunció el padre Morelos es Gerardo Silvestre Hernández, quien actualmente cumple una pena de 16 años de cárcel por abusar de al menos medio centenar de niños indígenas.

Los feligreses denunciaron que Morelos, quien murió el pasado 27 de diciembre, sufrió de una larga agonía y sólo fue apoyado por sus feligreses, ya que la archdiócesis de Antequera-Oaxaca le negó el pago de sus servicios médicos.

Los inconformes con el arzobispo reprocharon, además, que Botello haya decidido tomar venganza contra sus adversarios dentro de la Iglesia, a quienes les ha retirado todo derecho canónico y laboral.

Indicaron que, lejos de brindar su ayuda a los feligreses de Telixtlahuaca, Botello trató de imponerles al padre Leonel García, aún cuando el padre Morelos estaba en funciones, aunque delicado de salud.

"No queremos que nos manden un sacerdote de la línea del obispo, porque son mentirosos y pederastas", manifestaron los pobladores. "Queremos a un sacerdote que no esté de acuerdo con las cochinadas que existen en la Iglesia".

Ya por otra parte, los telixtlahuaqueños recriminaron al arzobispo de Antequera Oaxaca que bajo su mandato hayan fallecido más sacerdotes que con otros arzobispos, debido a la política de actual pastor de trasladar de sus parroquias a curas de edad avanzada, quienes terminan "muriéndose de tristeza, enfermos y abandonados".

"José Luis, cuántas muertes de sacerdotes tiene en su conciencia, ya lo llaman el mata-viejitos", soltaron los manifestantes. "Lleva 32 a los que les quitó su parroquia, se deprimen y los lleva a la muerte".

Los asistentes a la protesta en Oaxaca recriminaron, por último, que la fuerza de la Iglesia de Oaxaca se esté diezmando, ya que también ha bajado el número de seminaristas por los malos tratos a los que son sometidos los estudiantes en el seminario pontificio, donde algunos son acosados sexualmente por los tutores a cargo del lugar.

Los feligreses anunciaron que a partir de esta semana iniciarán la recolección de firmas para lograr la renuncia y dimisión de su cargo del arzobispo Botello y de su canciller de la archidiócesis, Lorenzo Fanelli, por considerar que están coludidos en todos los actos ilegales que se cometen en agravio de la grey católica de Oaxaca.

Chávez Botello "utiliza su cargo como dirigente de partido político, quiere imponer a los padres. Todos estos actos demuestran las irregularidades e injusticias que se dan desde el poder", denunciaron.

Por ello, anunciaron que van a acudir a las instancias que sean necesarias para denunciar la forma de operar del arzobispo y para evitar que siga la protección a quienes cometen pederastia.

La archidiócesis responde: sí que ofreció "ayuda médica, sacerdotal y pastoral" al padre Morelos

Por su parte, la archidiócesis de Antequera-Oaxaca ha publicado un comunicado este jueves en el que lamenta "profundamente" los "hechos violentos" en los que se derivaron la protesta a las puertas de la catedral.

Afirma asimismo que en casos como el del padre Gerardo Silvestre "la Iglesia siempre ha colaborado con las instancias civiles para la búsqueda de la verdad" y que, por otro lado, sí que ofreció "ayuda médica, sacerdotal y pastoral" al fallecido párroco de Telixtlahuaca Miguel Ángel Morelos.

El texto completo del comunicado de la archidiócesis de Antequera-Oaxaca:

La verdad siempre nos hará libres

Lamentamos profundamente los hechos violentos ocurridos el día de ayer, provocados por un grupo de personas. Queremos informar a todos los católicos y a todo el pueblo en general lo siguiente:

En el caso del reclamo de encubrimiento de pederastia por el que fue acusado Gerardo Silvestre, afirmamos que es un caso ya juzgado en el ámbito eclesiástico y civil, el sacerdote se entregó voluntariamente a la justicia y sabiendo del grave daño que causaba a la Iglesia solicitó personalmente a la Santa Sede su dispensa de las obligaciones sacerdotales, misma que el Papa le concedió dejando de ser sacerdote y en ámbito civil el señor Gerardo está cumpliendo sentencia por el delito de corrupción de menores. Cabe mencionar que la Iglesia siempre ha colaborado con las instancias civiles para la búsqueda de la verdad y el cumplimiento de la justicia.

Con respecto al fallecimiento del Padre Miguel Ángel Morelos García informamos que habiéndose enterado del delicado y grave estado de su salud, el señor Arzobispo en un diálogo fraterno con el padre, testigo el Secretario Canciller, le ofreció y el padre aceptó, ayuda médica, sacerdotal y pastoral, para que él se pudiera atender inmediatamente, por causas ajenas y desconocidas se impidió que la Arquidiócesis pudiera realizar lo que por deber y derecho le corresponde.

El deterioro irreversible de la enfermedad crónica del Padre Miguel, documentado por el último diagnóstico clínico, lo llevó al lamentable fallecimiento el día 27 por la madrugada.

Sigamos orando unidos, para pedir por todos los sacerdotes, ancianos, enfermos y por los fieles de Telixtlahuaca para que pronto cuenten con la debida atención pastoral.