• Director: José Manuel Vidal
América
Los carabineros intentan entrar en Nunciatura Agencias
Invitamos a todos los católicos, a los creyentes de diversas religiones, a los hombres y mujeres de buena voluntad, a renovar su alegría y a participar en las celebraciones de la próxima semana junto al Santo Padre

(J. B./Agencias).- "El problema no es la fe, sino los millones que gastan". Varias decenas de miembros de ANDHA Chile colocaron este cartel en la sede de la Nunciatura apostólica, que ocuparon durante unos minutos para protestar por los costes del viaje del Papa. "La plata del fisco se la lleva Francisco", gritaban los ocupantes. Bergoglio se alojará allí durante su estancia, del 15 al 18 de enero.

La protesta de ANDHA (un movimiento de personas en riesgo de desahucio) giró en torno a los gasos de la organización de la visita del Papa, que fuentes oficiales han cifrado en unos seis millones de dólares. Por su parte, el embajador de Chile en el Vaticano, Mariano Fernández, criticó la protesta, que aseguró que "sólo es para llamar la atención".

La acción de hoy, anunciada por Andha como el inicio de una serie de movilizaciones, duró unos pocos minutos, hasta que la Policía desalojó a los manifestantes. Durante los primeros momentos, se vivieron escenas de tensión entre los ocupantes y los carabineros. "Tenemos la sede papal tomada. No nos parece la cantidad de millones que están ocupando para traer al papa. Esto no se trata de fe, ni de religión; se trata de la cantidad de recursos que están gastando", afirmó en Twitter excandidata presidencial Roxana Miranda.

 

 


 


"Aquí están botando (echando) gente a la calle, siguen desalojando a niños. La cantidad de plata que están gastando es mucha. No nos parece. Es demasiada la desigualdad en Chile", proclamó Miranda mientras los pobladores forcejeaban tras un portón que los carabineros intentaban abrir para acceder al lugar.

"¿Por qué no se llevaron al papa a otro país? ¡No! Vinierona acá, a este país donde tenemos el sistema capitalista más brutal", siguió diciendo a dirigente vecinal.
Miranda protestó porque, según dijo, "los bancos están quitándole las viviendas a 5.000 familias que hoy día tienen órdenes de desalojo".

La ocupación de la sede de la Nunciatura Apostólica se da en medio de expresiones de rechazo a la visita de Jorge Mario Bergoglio, algunas de carácter violento, como el lanzamiento de objetos incendiarios durante la madrugada de este viernes contra varias iglesias católicas en la capital chilena.

 

 

En este sentido, el Arzobispado de Santiago emitió un comunicado en el que "lamenta los ataques con bombas incendiarias" ocurridos esta madrugada en la parroquia Santa Isabel de Hungría de Estación Central, las capillas Emmanuel de Recoleta y Cristo Vencedor de Peñalolén, y los ataques frustrados al Santuario Cristo Pobre de Matucana y la Parroquia Jesús Maestro de Estación Central.

"Nos duelen profundamente estos hechos, que contradicen el espíritu de paz que anima la visita del Papa al país", señala la nota, que pide, "con humildad y serenidad", a quienes han realizado dichos actos "reflexionar sobre la necesidad de que exista respeto y tolerancia entre todos, para construir una patria de hermanos".

"Chile necesita mayor diálogo, por esto reafirmamos el mensaje de Jesús que el Papa nos trae: "Mi Paz les Doy". Invitamos a todos los católicos, a los creyentes de diversas religiones, a los hombres y mujeres de buena voluntad, a renovar su alegría y a participar en las celebraciones de la próxima semana junto al Santo Padre, quien trae un mensaje de fe, esperanza y amor para todos", concluye el texto.