• Director: José Manuel Vidal
América
Monseñor Ricardo Ezzati

(José M. Vidal).-Asediado por el clima de tensión que se vive en Chile a tan sólo un par de días de la llegada del Papa Francisco, el cardenal-arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati, sale a la palestra pública a defender, con todo indignado, su actuación ante los casos de pederastia. También reconoce que es auténtica la carta del Papa, en la que el Nuncio Scapolo aparece bloqueando la renuncia de monseñor Barros.

"La carta es auténtica", reconoció ayer el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, respecto de la misiva revelada el jueves por la agencia internacional AP, en que el Papa informa acerca de la renuncia del obispo de Osorno, Juan Barros, y el "bloqueo" a esa acción por parte del nuncio apostólico, Ivo Scapolo.

La misiva data del 31 de enero de 2015 y está dirigida al Comité Permanente, que a esa fecha era presidido por el cardenal Ezzati.

"Lo que dice la carta es lo que dice el Santo Padre. El contenido de (esa misiva) no es de mi competencia. No sé lo que puede haber habido detrás", señaló el cardenal.

En el mensaje, el Papa informa a los obispos del Comité Permanente que el nuncio le pidió la renuncia a monseñor Barros a fines de 2014 y que lo exhorta a tomar un período sabático.

Sobre este tema, el arzobispo Ezzati planteó que "con respecto a las intenciones que tenía, sea monseñor Barros en su diálogo con el nuncio o con el Papa, no me lo pregunten a mí, porque no es competencia mía".

El obispo Juan Barros ha sido acusado por las víctimas de abuso del sancionado sacerdote Fernando Karadima de estar al tanto de estos hechos. Al respecto, el cardenal Ezzati respondió:

"Los abusos son siempre muy graves, yo siempre he dicho que aunque hubiera solamente un caso, ese caso sería sumamente grave. Frente a todos los abusos, yo puedo decir personalmente que he tenido una claridad y he actuado siempre con mucha verdad y con mucha conciencia a pesar de lo que digan algunas mentes desquiciadas en Estados Unidos".


Reacción del nuncio

En la mañana de ayer, el nuncio apostólico, Ivo Scapolo, fue consultado por este tema tras participar de un punto de prensa sobre la visita del Papa, en el Palacio de La Moneda.

Al ser abordado por la prensa, respondió: "De esos temas no voy a hablar".

Solo el obispo de Punta Arenas, monseñor Bernardo Bastres -quien no pertenece al Comité Permanente-, reconoció haber conocido la misiva: "Es una carta que fue en un contexto y por lo tanto hay que tomarla en el momento histórico y verla en ese lugar. Pero nada más".

También fueron consultados los obispos de Talca, Horacio Valenzuela, y de Linares, Tomislav Koljatic, quienes estaban mencionados en la misiva, pero indicaron que desconocían el tema.

El cardenal Ricardo Ezzati visitó la Parroquia Santa Isabel de Hungría de Estación Central, una de las tres iglesias que fueron atacadas en la capital durante la madrugada de este viernes.

"Desde las 15 horas he estado dando vuelta por todas las comunidades donde ha habido alguno de estos problemas. Gracias a Dios los daños materiales son los que se han podido ver, quizás este sea el mayor y no son de gravedad", comentó.

Ezzati además señaló que "la gravedad está en la intolerancia de quienes teniendo el derecho de disentir, disienten con formas que no son las adecuadas. Nunca la violencia puede ser algo valioso, al contrario. Siempre uno tiene el derecho de disentir con los demás, pero naturalmente con el respeto que se debe a todas las personas e instituciones".