• Director: José Manuel Vidal
América
Nueva oportunidad para el diálogo con el ELN en Colombia
La Iglesia le dice al Gobierno y al ELN que es necesario una gran dosis de generosidad para continuar con los diálogos de Quito

(Conferencia Episcopal de Colombia).- La Iglesia le dice al Gobierno y al ELN que es necesario una gran dosis de generosidad para continuar con los diálogos de Quito. Así lo afirmó el padre Darío Echeverri, Secretario General de la Comisión de Conciliación Nacional (CCN) del episcopado.

Frente a la percepción negativa que tiene la opinión pública sobre el proceso de negociación, el sacerdote aseguró que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) es consciente de que las negociaciones son una oportunidad única para Colombia y que no se pueden dejar pasar el país.

Así también, manifestó que la Iglesia pide a ambos actores avanzar en las negociaciones de tal forma que pase lo que pase en las elecciones presidenciales este proceso no tenga vuelta atrás. "La Iglesia está convencida que esto es bueno para que se construya un proceso de paz permanente", señaló.

Frente a los plazos en las negociaciones, el padre Echeverri dijo que estas no tienen por qué durar mucho tiempo y que todo depende de la buena voluntad de las partes.

En relación a las acciones de violencia que vive el país, recordó que la Iglesia está con las víctimas y pide a los actores que generan zozobra dar muestras de acciones concretas de credibilidad, confianza y fe de que es posible la paz. "La mejor salida es el diálogo, llamamos a la sensatez, a la lucidez para que haya una honesta voluntad de paz", afirmó el religioso.

Finalmente, el sacerdote explicó que en la última reunión que sostuvieron con representantes del ELN en Quito, la Iglesia se comprometió dar a conocer a la opinión pública la coincidencia que existe entre el Gobierno y el ELN sobre la importancia de los diálogos, el llamado a no desaprovechar esta oportunidad, pedirles un gesto de generosidad, a hablar con el Gobierno Nacional para animarlos a continuar con el diálogo y continuar colaborando en la veeduría y verificación en las 20 diócesis donde tiene presencia el ELN.