• Director: José Manuel Vidal
América
Francisco, con Estela de Carlotto Osservatore Romano
Hablamos de la violación a los derechos humanos, dijo que está muy preocupado por lo que también está pasando en México e hizo referencia a que hace pocos días mataron a dos sacerdotes

(Jesús Bastante/Agencias).- Una "charla muy cálida". Así definió Estela de Carlotto su encuentro con el Papa Francisco. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, que se encuentra en Italia recibiendo un doctorado Honoris Causa, se reunió con Bergoglio durante 20 minutos. Los archivos de la dictadura fueron uno de los temas que abordaron.

Según relató la propia Carlotto, pidió a Francisco que la Iglesia argentina "coopere con todos los archivos" disponibles relacionados con la dictadura de Videla que puedan aportar datos "sobre los nietos que estamos buscando y los adultos desaparecidos". Al parecer, ambos se mostraron especialmente interesados por el reciente hallazgo de los libros de Bautismo en la ESMA.

"También le hablé de que no teníamos noticias de unos registros de bautismo que se encontraron recientemente", señaló. Sobre la respuesta papal apuntó que "él dijo que los archivos están en Buenos Aires, duplicados y certificados como verídicos, y yo ahora los voy a ver allá en Argentina".

 

 

Durante la reunión, la activista afirmó haber encontrado al pontífice "preocupado por Argentina". "Lo encontré bien, muy ocupado y muy preocupado también. Hablamos de temas como las violaciones a los derechos humanos. Hablamos de la violación a los derechos humanos, dijo que está muy preocupado por lo que también está pasando en México e hizo referencia a que hace pocos días mataron a dos sacerdotes. Y hablamos de Argentina. También está preocupado por la Argentina", recalcó.

En conferencia de prensa, Estela de Carlotto admitió que siente "culpa" porque durante décadas mantuvo una "opinión muy distinta" sobre el entonces arzobispo Jorge Bergoglio. "Cuando supe la verdad, me rectifiqué y creo que la obra a nivel mundial que está haciendo es excelente", describió.

La última vez que Carlotto visitó al pontífice argentino en la Santa Sede fue hace más de tres años, en noviembre de 2014, junto a su nieto recuperado, Ignacio Montoya Carlotto.