• Director: José Manuel Vidal
América
Los obispos de Colombia leen el comunicado CEC
No perdamos la esperanza, comprometámonos todos con valentía, y no dejemos a la improvisación o a la decisión de unos pocos el futuro"

(J. Bastante).- Los obispos colombianos han cerrado su Asamblea Plenaria haciendo un llamamiento a "orar sin desfallecer" para alcanzar la paz en el país. En un comunicado de nueve puntos, el Episcopado del país anima a "no decaer en el esfuerzo de lograr la unidad como nación", ni permitir que "el odio y la venganza, la inequidad social y la falta de oportunidades siga truncando la vida de los colombianos".

En el mensaje, titulado 'Una tarea que no da tregua y que exige el compromiso', los obispos reclamana "que todos sembremos y cultivemos en el corazón el mismo amor por la patria, que construyamos un proyecto nacional, que no perdamos la esperanza, que nos comprometamos todos con valentía, y que no dejemos a la improvisación o a la decisión de unos pocos el futuro".

Ante la actual situación del país, la Iglesia insta a "abandonar las vías de la violencia y resolver las diferencias a través de los caminos del respeto de la vida humana, del diálogo, de la fraternidad y del perdón".

 

 

Del mismo modo, hacen varios llamamientos:

 

A los gobernantes a afrontar los problemas urgentes de la nación y la situación de los migrantes que llegan de Venezuela.

A los candidatos para que configuren propuestas que respondan a los desafíos del país

Al ELN, para que cese las amenazas y acciones violentas, y que demuestre buena voluntad en el camino del diálogo para buscar la paz.

Al Gobierno, que continúe en el empeño de seguir buscando una salida negociada al conflicto.

A los jóvenes, que no se vayan del país, que mantengan viva la esperanza, que sigan luchando por los grandes ideales personales y de Colombia.

A las familias, que se conviertan en santuarios de la vida y no renuncien a la importante misión de educar a los hijos.

A todos, que multipliquen las iniciativas de diverso orden para superar, con verdadera solidaridad, la crisis humanitaria y social generada por la situación de Venezuela.

Al pueblo colombiano, que asuma con sensatez y responsabilidad los próximos comicios para el Congreso y la Presidencia de la República.

Finalmente, y "en sintonía" con el tiempo de Cuaresma y la Jornada de Oración a la que ha convocado el Papa Francisco para el próximo 23 de febrero, los obispos invitan a todos los fieles a "orar sin desfallecer por la paz de nuestro país".

 

Éste es el mensaje de los obispos: